El Mercedes GLK muta al GLC.

publicado en: Noticias | 0
MB GLC DELANTERA

Muy en la línea actual de Mercedes, los SUV de nueva entrega van a pasar a denominarse según la categoría relacionada con la berlina a que pertenecen. Dicho de otra manera, el antiguo MB ML pasa a llamarse GLE dado su estatus asociado a la Clase E. En este caso, como el MB GLK estaba en la esfera del Clase C, el SUV que deriva ahora de éste se llamará GLC. Por su parte, el MB GLS sustituye al GL encarnando al mastodonte de los TT de la Marca de la Estrella y asociado, como es lógico, al sedán de súper lujo Clase S.

MB GLC INTERIOR

El GLC crece bastante con respecto a su antecesor y se rediseña para suponer una auténtica alternativa suculenta a sus feroces rivales, que no son pocos. Para abrir boca, hablaríamos del BMW Serie X3, el Volvo XC60, el Lexus NX o el Audi Q5. Mide 4,66 mts. de largo, por 1,89 mts. de ancho, quedando la altura prácticamente igual que la del modelo actual. Con todo, pesa menos que el GLK y su coeficiente de penetración en el aire es de 0,31 (el GLK tiene 0,34). Respecto a la batalla, crece con respecto al GLK hasta en 12 cm, lo cual proporcionará bastante más espacio interior a los ocupantes. El maletero crece hasta los 580 L. y queda así a la cabeza de lo que ofrecen sus contendientes en este aspecto. Además, con esta nueva cara, el SUV resulta sumamente atractivo, no como el GLK, que nunca fue un vehículo que atrajera demasiado las miradas de los viandantes por su diseño. Podrán hacerse los pedidos a partir de finales de este mismo mes y las primeras entregas se harán allá por el mes de septiembre, así que no queda nada para poderlo ver en vivo y en directo. Respecto a los precios, nada se sabe, pero es de esperar que en breve se publiquen.

MB GLC TRASERA

Al principio de su comercialización, se ofrecerán dos versiones Diésel, la 220 d 4MATIC y 250 d 4MATIC con 170 y 204 CV respectivamente y una sola de gasolina denominada 250 4MATIC que rinde 211 CV. El cambio automático será de serie y contará con nueve relaciones con la ya conocida en la Marca denominación 9G-TRONIC. Los consumos estarán a la altura de lo que se espera, siendo en el caso de la versión diésel de 170 CV muy contenidos. Se podrá adquirir también una versión Plug-in Hybrid (híbrida enchufable) con una suma total de potencia de 327 “jacos”. Esta versión traerá de serie el también conocido cambio 7G-TRONIC. Mercedes declara que este coche es capaz de circular en modo eléctrico exclusivamente durante 34 km o circular a 140 km/h sin que intervenga el de gasolina. La batería es de iones de litio.

Si queremos usar el Mercedes GLC en conducción fuera del asfalto, la Marca ofrece el paquete técnico Offroad que incluye protecciones en los bajos, control de velocidad de descensos y programas específicos de conducción en diversos terrenos. En definitiva; el Mercedes GLK muta al GLC para mejorar y mucho. ¡Esperemos que la clientela así lo entienda y se covierta en auténtico “best seller”!.