Kia Carens. Bueno, bonito, barato y monovolumen.

publicado en: Opinión | 28
KIA
KIA CARENS FRONTAL

Kia Carens. Bueno, bonito, barato y monovolumen. Es la primera vez que pruebo un coche de la Marca Coreana y, tras los siempre absurdos prejuicios, vienen los necesarios baños de realidad. Y es que hay que decirlo así, porque se trata de un monovolumen muy apto para la familia desde cualquier punto de vista que queramos mirarlo, salvo que necesitemos notoriedad, ya que este vehículo nos hará pasar desapercibidos entre el tráfico, allá donde vayamos. Si esto es un problema para ti, no te lo compres. Si quieres un vehículo con capacidad de moverse con bastante soltura, con amplitud de espacio suficiente para cinco adultos y dos niños (la unidad probada montaba 7 plazas) y con un nivel de acabados y de equipamiento a la altura de las circunstancias (sin refinamientos extremos), ésta puede ser una opción más que a tener en cuenta, sobre todo por la capacidad de Kia de ofrecer un coche con una relación calidad / precio insuperable. El interior está muy bien resuelto y los asientos delanteros son muy confortables, con regulaciones manuales en altura, longitudinal y de respaldo. El volante se regula, manualmente también, en profundidad y altura, lo que hace que la postura de conducción de este Kia Carens sea muy fácil de conseguir sea cual sea tu complexión y estatura. El habitáculo está plagado de huecos muy útiles y en la parte superior del parabrisas, además de las luces de cortesía, encontramos un práctico porta gafas y un no menos práctico espejo abatible panorámico para controlar a los más peques atrás del todo sin tener que girar la cabeza cada dos por tres. Me sorprendió bastante que bajo los parasoles, se encuentran sendas tapas con luces para iluminar los espejos de cortesía, pero hay que activarlas mediante un pulsador; es decir, no se activan solas cuando abrimos la tapa del espejo, como suele ser habitual.

KIA
KIA CARENS CONSOLA CENTRAL
KIA
KIA CARENS LATERAL

La prueba se ha realizado con el Kía Carens 1.7 CRDI de 115 CV en su modalidad de acabado “Concept” con algunas opciones. Las otras dos modalidades serían la “Drive” y la “Emotion” que incluyen diversos sistemas y equipos extras que no lleva mi unidad, aunque sí incluye las dos plazas traseras que hacen de este monovolumen un “pequeño autobús” de 7 plazas, siendo las dos traseras muy válidas para niños de corta estatura y nada más, a pesar del anuncio que la propia Marca aporta al respecto, dando por hecho que en la tercera fila pueden viajar niños y no tan niños. Si desplegamos esas dos plazas traseras, nos quedamos sin maletero prácticamente, pero tienen su utilidad. Hay que destacar de los asientos traseros de este Kia, que son individuales, por lo que caben tres adultos perfectamente sin molestarse  (no hay túneles que impidan colocar los pies cómodamente al tercer ocupante). La modularidad del Kia es destacada y permite deslizar longitudinalmente 13 centímetros los asientos traseros para ganar espacio en el maletero y además, ajustar el respaldo reclinable para ofrecer un confort muy bueno a sus ocupantes. Con ello, es posible que tres personas adultas viajen de manera confortable en el Carens e incluso disponer tres sillitas infantiles en la segunda fila, cosa que no puede decirse de la mayor parte de los modelos de la competencia, ni siquiera siendo de mayor tamaño. Abatiendo el asiento trasero central, tenemos dos plazas laterales muy amplias con huecos para vasos y botellas (ubicados en el respaldo de dicho asiento) y otras dos plazas para niños en la tercera fila (en este modelo de prueba disfruto de la opción de la tercera fila de asientos, cuyo coste asciende a 700 €). Dos pequeñas mesitas en los respaldos de los asientos laterales traseros, cierran un conjunto muy llamativo y resultón, a la par que práctico. Kia se ha “puesto las pilas”.

KIA
KIA CARENS MALETERO

El Kia Carens cambió respecto al anterior a mediados del año 2013 y el cambio fue rotundo (nada de lavados de cara). Estamos delante de un monovolumen de 4,52 mts. de longitud, lo que implica que tiene una competencia feroz a su alrededor (Opel Zafira, Renault Grand Scenic o Toyota Verso, entre otros). Cualquiera de los modelos citados es más caro que nuestro coche, y es que el Carens no tiene rival en este sentido. Además, ofrece de serie, 7 años de garantía, cosa que nadie se apunta como tanto en su haber, lleve en la calandra una estrella, o cuatro aros o una hélice o el espíritu del éxtasis. Curioso, ¿verdad?. ¡Pues ahí queda eso!.

Está claro que con el motor de 115 CV que ofrece este Kia, no podemos pretender que un vehículo de estas características “vuele”, pero, estando por encima de las 2.000 r.p.m. se comporta de maravilla y anda que da gusto, aún cargado y con pasaje numeroso. Otra cosa es si afrontamos una pendiente pronunciada en estas circunstancias de carga citadas, pero en condiciones normales, no presenta problema alguno de dinámica, siempre teniendo en cuenta que no tengamos pretensiones astronómicas, claro. Este Kia alcanza una velocidad punta de 181 Km/h y acelera de 0 a 100 en 13 segundos. Creo que para ir sobre seguro, la mejor opción podría ser la motorización diésel de 136 CV, sobre todo de cara a la respuesta en adelantamientos, pero si eres un conductor tranquilo, ésta te valdrá, sin duda. El sistema Star / Stop se apaga y se enciende de una manera suave y casi imperceptible. La caja de cambios que lleva asociada este modelo es de 6 relaciones y tiene muy buen tacto.

KIA
KIA CARENS SALPICADERO

El frontal del Kia Carens es muy atractivo, con nuevos faros, halógenos en este caso, y luces LED diurnas que le dan un aspecto realmente bonito. La trasera se me parece a tantas otras que no merece mención alguna en ese apartado. Los faros halógenos, aunque no son los peores que he probado, no están ya a la altura de las tecnologías lumínicas nuevas. No hablo de faros Láser, ni LED, pero unos bixenón le vendrían de maravilla a este Kia Carens por aquello de la seguridad, más que nada. Por el precio que tiene, es lógico que no los traiga de serie, pero para mí, ya sabéis que esto es fundamental si se quiere conducir de noche, aunque no sea de manera frecuente.

KIA
KIA CARENS TRASERA

La conducción es muy cómoda y las suspensiones ofrecen un confort elevado, pasando sobre los baches con bastante discreción. La sonoridad interior está muy lograda en parado y a bajas revoluciones. Cuando elevamos la velocidad hasta los 110 y de ahí para arriba, el sonido que entra en el habitáculo ya no es tan moderado, subiendo los decibelios considerablemente. En el entorno de los 110 / 120 Km/h en sexta, el confort acústico es bueno, pero hasta ahí. La suspensión está tarada de manera suave, lo cual aporta un confort interior en marcha notable, pero al abordar curvas el coche balancea, situación ésta que, sin ser alarmante, puede asustar en un principio a más de un usuario. No obstante, al tener menos altura que sus competidores, el balanceo no es tan acusado como en otros modelos que sí pueden llegar a enervarte en curva. La dirección de este monovolumen de Kia tiende a  blanda y no transmite todo lo que debiera al conductor. En el volante encontramos un botón denominado por la Marca “FlexSteer” que sirve para cambiar el modo de asistencia entre “Normal”, “Confort” y “Sport”. La diferencia entre los tres no es acusada y se prefiere el modo “Sport” aunque éste no convierta a la dirección precisamente en un prodigio de tacto y sensación.

Los acabados de este Kia Carens están muy conseguidos, combinando la parte superior del salpicadero realizada en material blando, con plásticos y embellecedores duros de buena factura. También en este sentido está a la altura del resto de generalistas competidores, ya que Kia se ha movido mucho en este sentido para ofrecer calidad europea en sus productos.

Para terminar, comentar que el maletero del Kia Carens cubica con los asientos posteriores en su posición más atrasada 536 L, pudiéndose ampliar hasta casi 1.700 L si los abatimos por completo.

KIA
KIA CARENS DETALLE TERCERA FILA DE ASIENTOS

El ordenador de viaje me ha dado una media de 6,1 L en recorrido mixto de ciudad, autopista y ciudad, lo cual no es un record de la categoría, pero es un consumo muy digno, recordando, eso sí, que Kía señala aproximadamente 1 L menos cada 100 Km, pero esto es lo habitual, en esta Marca y en todas.

KIA
KIA CARENS VOLANTE Y CUADRO

Para más información acerca del Kia probado, te remito a su espacio reservado dentro de su WEB CORPORATIVA. Comentarte que este coche está a la venta desde 14.000 € en su versión “Concept” con motor de gasolina de 135 CV, teniendo en cuenta que la Marca ofrece este agresivo precio porque descuenta 5.000 € en todos sus modelos + 1.000 € adicionales si te acoges al plan PIVE. Como ves, toda una oportunidad de oro para hacerte con un monovolumen discreto en todo y también notable en casi todo, digno de ser comparado con éxito con sus más feroces competidores generalistas y a prueba de fallos de fabricación con nada menos que 7 años de garantía. ¿Alguien da más por tan poco?. Como dijo un anónimo por ahí, “Los prejuicios son una manera casi segura de alejarnos de la verdad” y la evidencia es que cuando te despojas de ellos y conoces alternativas a “lo de siempre”, descubres placeres tan o más agradables como los que ofrecen aquellos “de siempre” a cambio de precios mucho más contenidos. ¡Será cuestión de ir probando para, al menos, tener la certeza de que no te equivocas en la elección!. ¡Yo te animo a ello!.