Lun. Jun 27th, 2022

Bastante tiempo hace que llevo meditando e indagando la sustitución de mi actual sedán. Llegó el momento de sustituir mi BMW 320d y será un A4. Os aseguro que, menos fácil, ha sido cualquier cosa.

La llegada del nuevo Mercedes Benz Clase A me sedujo hasta tal punto, que me fui tras él de una manera casi abducida.

sustitución BMW
MERCEDES CLASE A 2018

Y no ha sido casi hasta el final del periplo, que me decidí por un vehículo más acorde a la categoría en la que estoy en la actualidad, el segmento D, con el A4 como ganador por muchos motivos de peso frente a a competencia.

Y es que, sí, lo reconozco; casi bajo un peldaño el escalón que conduce de los sedanes medios (segmento D, como el Serie 3, el Clase C o el A4) a los compactos (segmento C, como el Clase A, Serie 1 o el A3), ¡pero es que la nueva Clase A tiene un peligroooo…!.

De hecho, creo que en un futuro, si nadie lo remedia, compraré un Mercedes Clase A configurado a mi gusto, a pesar del precio.

sustitución BMW
BMW X2 2018

Efectivamente, ha sido el precio lo que me ha echado para atrás definitivamente con la compra, que casi llevo a cabo. Podía acceder a él, pero había opciones más apetitosas por algo menos de dinero y además, había mayor valoración de mi coche actual, lo que acabó por inclinar la balanza hacia Audi, en la figura de un A4, muy bien equipado, con un motor 1.4 TFSI de 150 CV y cambio secuencial automático S-Tronic.

En Las Palmas hay muchos concesionarios y ya, tras muchos años viviendo aquí y muchos coches comprados, sabe uno de que pie cojean todos.

Voy a hablar de concesionarios, porque en Las Palmas no es oro todo lo que reluce, como sucede en todas partes, pero la experiencia de Las Palmas es bastante vasta como para hacer una breve reflexión al respecto.

Ni que decir tiene que para alguien que sabe algo de este mundo de los coches, la compra de un vehículo nuevo se puede convertir en una auténtica odisea.

Mi caso, no es una excepción y pido disculpas a todos aquellos comerciales que me han venido atendiendo durante estos últimos meses, porque entiendo que soy puntilloso en esto de elegir coche y someto a un intenso trabajo a todo aquel que tenga a bien atenderme.

Y aquí viene el principal objeto de este post. ¿Alguien entendería que un concesionario no te atienda, pero te dé largas y, mientras esperas respuesta, pasen de ti olímpicamente?.

sustitución BMW
BMW SERIE 3 E90

Pues esto pasa, al menos en mi caso, en Las Palmas de Gran Canaria y digo lo de en mi caso, porque como hagáis lo mismo con más clientes, no os quedará mucho para cerrar la puerta e iros a vuestra casa, por pésimos profesionales.

Mientras concesionarios como Flick Canarias (Mercedes), Orvecame (Volvo), Marmotor (BMW) o Domingo Alonso (Audi), me han atendido perfectamente, con una profesionalidad fuera de toda duda, algún que otro concesionario «se ha dejado ir» (teniendo posibilidades reales de hacerme cliente) y uno en concreto la ha cagado ha quedado marcado conmigo por los siglos de los siglos, amén, salvo que haya una explicación plausible para este desaire comercial.

Me refiero concretamente a Pelican Motor (Jaguar y Land Rover). Esta empresa, con la que he coincidido no pocas veces en mis búsquedas de coches cada vez que cambio de modelo, siempre me ha atendido correctamente, enseñándome el producto, generándome presupuestos, incluso realizando pruebas de rodadura para «sentir los coches».

Pero así como hasta hace un tiempo, esto era una realidad, en esta ocasión última que les he pedido razón para adquirir uno de sus vehículos, me han tratado muy bien, dándome todo tipo de presupuestos, ofreciéndome variedad de vehículos, tanto de la firma Jaguar, como de la marca Land Rover, incluso me han ofrecido las pruebas que fueran pertinentes, hasta que, al salir por la puerta del concesionario, me vio por allí el gerente.

El comercial que muy amablemente me atendió, quedó conmigo en darme en un par de días el precio de tasación de mi BMW para luego hablar de retirar uno de sus vehículos en stock, de los que me gustaron muchísimo tres modelos y de los que, por presupuesto, podía llegar a dos sin problema y al tercero con un mínimo esfuerzo extra.

Pues cuál fue mi sorpresa, que pasaban los días y no me llamaban del conce, por lo que llamé yo. La chica que me atendió, me comentó que el comercial me atendería en cuanto dejara al cliente con el que estaba tratando en aquel momento.

sustitución BMW (A4)
AUDI A4

Tras dos días esperando la llamada, volví a intentarlo, ya sin ganas de adquirir el producto, porque me olía que algo pasaba ahí con el gerente. Llamé y me cogió el teléfono el propio comercial que me atendió en su día, contándome que estaba en un barco y que llegaba a Las Palmas en breve. Yo le dije que necesitaba esa tasación ya, para saber a qué atenerme y él respondió que no me preocupara, que al día siguiente me la daría sin falta. ¿Complicidad con el gerente o solidaridad por desconocimiento?.

Pasó el tiempo y nada de nada, así que llegó el día de comprar el coche y lo primero que hice fue dirigirme al concesionario Pelican (Jaguar y Land Rover) de Las Palmas de Gran Canaria, no para comprarles un coche, evidentemente (aunque aún me habrían podido convencer de haber tratado el asunto, puesto que me gustaban mucho un par de modelos que me ofrecieron), sino para pedirles explicaciones de por qué no me atendían.

Nada más entrar por la puerta, me recibió el gerente, quién, casi antes de dar un paso, ya me contestó que el comercial no estaba, pero que llegaría a las 18:00 horas (yo fui sobre las 17:15 horas) y que en cuanto lo viera me llamaría. Una vez más, di por buena su palabra y aún sigo esperando. ¡Parece que no hay duda de la autoría de esta, desde mi humilde punto de vista, metedura de pata comercial!.

Me fui a Domingo Alonso y adquirí lo que va a ser mi flamante nuevo A4, insisto, con un servicio de lo más profesional por parte de sus asesores de venta y jefe de ventas, al igual que sucedió en Orvecame, Flick y Marmotor.

Sin desearle mal  a nadie, sí me gustaría que los señores que dirigen Pelican se pusieran las pilas en eso de atender con profesionalidad a sus clientes (sus comerciales sí lo hacen muy bien), sean estos conocidos o potenciales, debiendo atender, tanto a los que ellos saben (o creen) que están forrados, como a los clientes que no lo estamos tanto, pero que podríamos formar parte de esa familia algún día.

Ahora sí que puedo decir que se acabó mi relación con esa gente, puesto que, de su actitud, se desprende que mi dinero no debe de valer lo mismo que el de otros clientes o, simplemente, que he sido puesto en alguna lista negra por no haber adquirido coches de esa marca en el pasado cuando estaba buscando alternativas o vaya usted a saber por qué causa.

¡Si no es por nada de esto que apunto, que me lo expliquen, que no lo entiendo; ni yo, ni nadie!. ¡Y es que os estáis cubriendo de gloria!. ¿Habéis oído en vuestros cursos de reciclaje hablar de la importancia del boca-oreja?.

Esa falta de profesionalidad os va a pasar factura, amigos y yo mismo me voy a encargar de que, aquellos de quienes dependéis, os tiren de las orejas para que aprendáis a atender al público, venga éste de donde venga o penséis vosotros que tenga más dinero o menos.

No se me pasaría por la cabeza un comercio que por alguna estúpida razón que no llego a alcanzar, dejara de vender sus productos a alguien, salvo que éste fuera un tremendo ladrón, un voraz asesino en serie o un indeseable con mayúsculas, cosa que no me considero en ninguno de los extremos citados.

¡Con estos gerentes, pocas ventas os auguro, chicos y, a pesar de que cambiasteis de cara, con el nuevo concesionario, precioso por cierto, aunque la mona se vista de seda, mona es y mona se queda!.

En lo que a la sustitución de mi BMW respecta, pues nada, que me quedé con un Audi A4 chulísimo que me ofrecieron y que os dejo por aquí en este enlace, para que veáis que dos años y medio antes (sin saber que algún día lo tendría), con su aparición en el mercado, ya tuve yo ganas de hincarle el diente por su casi perfecta factura en todos los sentidos evaluables.

Mí A4 está mucho mejor equipado que el del reportaje, así que os podéis imaginar cómo es.

Por Luis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

We use cookies to personalise content and ads, to provide social media features and to analyse our traffic. We also share information about your use of our site with our social media, advertising and analytics partners. View more
Cookies settings
Accept
Privacy & Cookie policy
Privacy & Cookies policy
Cookie name Active

¿Qué es una cookie?

Una cookie es un fichero de texto inofensivo que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. La utilidad de la cookie es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Aunque mucha gente no lo sabe las cookies se llevan utilizando desde hace 20 años, cuando aparecieron los primeros navegadores para la World Wide Web.

¿Qué NO ES una cookie?

No es un virus, ni un troyano, ni un gusano, ni spam, ni spyware, ni abre ventanas pop-up.

¿Qué información almacena una cookie?

Las cookies no suelen almacenar información sensible sobre usted, como tarjetas de crédito o datos bancarios, fotografías, su DNI o información personal, etc. Los datos que guardan son de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, etc. El servidor web no le asocia a usted como persona si no a su navegador web. De hecho, si usted navega habitualmente con Internet Explorer y prueba a navegar por la misma web con Firefox o Chrome verá que la web no se da cuenta que es usted la misma persona porque en realidad está asociando al navegador, no a la persona.

¿Qué tipo de cookies existen?

  • Cookies técnicas: Son las más elementales y permiten, entre otras cosas, saber cuándo está navegando un humano o una aplicación automatizada, cuándo navega un usuario anónimo y uno registrado, tareas básicas para el funcionamiento de cualquier web dinámica.
  • Cookies de análisis: Recogen información sobre el tipo de navegación que está realizando, las secciones que más utiliza, productos consultados, franja horaria de uso, idioma, etc.
  • Cookies publicitarias: Muestran publicidad en función de su navegación, su país de procedencia, idioma, etc.

¿Qué son las cookies propias y las de terceros?

Las cookies propias son las generadas por la página que está visitando y las de terceros son las generadas por servicios o proveedores externos como Facebook, Twitter, Google, etc.

¿Qué ocurre si desactivo las cookies?

Para que entienda el alcance que puede tener desactivar las cookies le mostramos unos ejemplos:
  • No podrá compartir contenidos de esa web en Facebook, Twitter o cualquier otra red social.
  • El sitio web no podrá adaptar los contenidos a sus preferencias personales, como suele ocurrir en las tiendas online.
  • No podrá acceder al área personal de esa web, como por ejemplo Mi cuenta, o Mi perfil o Mis pedidos.
  • Tiendas online: Le será imposible realizar compras online, tendrán que ser telefónicas o visitando la tienda física si es que dispone de ella.
  • No será posible personalizar sus preferencias geográficas como franja horaria, divisa o idioma.
  • El sitio web no podrá realizar analíticas web sobre visitantes y tráfico en la web, lo que dificultará que la web sea competitiva.
  • No podrá escribir en el blog, no podrá subir fotos, publicar comentarios, valorar o puntuar contenidos. La web tampoco podrá saber si usted es un humano o una aplicación automatizada que publica spam.
  • No se podrá mostrar publicidad sectorizada, lo que reducirá los ingresos publicitarios de la web.
  • Todas las redes sociales usan cookies, si las desactiva no podrá utilizar ninguna red social.

¿Se pueden eliminar las cookies?

Sí. No sólo eliminar, también bloquear, de forma general o particular para un dominio específico. Para eliminar las cookies de un sitio web debe ir a la configuración de su navegador y allí podrá buscar las asociadas al dominio en cuestión y proceder a su eliminación. A continuación le indicamos cómo acceder a una cookie determinada del navegador Chrome. Nota: estos pasos pueden variar en función de la versión del navegador:
  1. Vaya a Configuración o Preferencias mediante el menú Archivo o bien pinchando el icono de personalización que aparece arriba a la derecha.
  2. Verá diferentes secciones, pinche la opción Mostrar opciones avanzadas.
  3. Vaya a Privacidad, Configuración de contenido.
  4. Seleccione Todas las cookies y los datos de sitios.
  5. Aparecerá un listado con todas las cookies ordenadas por dominio. Para que le sea más fácil encontrar las cookies de un determinado dominio introduzca parcial o totalmente la dirección en el campo Buscar cookies.
  6. Tras realizar este filtro aparecerán en pantalla una o varias líneas con las cookies de la web solicitada. Ahora sólo tiene que seleccionarla y pulsar la X para proceder a su eliminación.
Para acceder a la configuración de cookies del navegador Internet Explorer siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador):
  1. Vaya a Herramientas, Opciones de Internet
  2. Haga click en Privacidad.
  3. Mueva el deslizador hasta ajustar el nivel de privacidad que desee.
Para acceder a la configuración de cookies del navegador Firefox siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador):
  1. Vaya a Opciones o Preferencias según su sistema operativo.
  2. Haga click en Privacidad.
  3. En Historial elija Usar una configuración personalizada para el historial.
  4. Ahora verá la opción Aceptar cookies, puede activarla o desactivarla según sus preferencias.
Para acceder a la configuración de cookies del navegador Safari para OSX siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador):
  1. Vaya a Preferencias, luego Privacidad.
  2. En este lugar verá la opción Bloquear cookies para que ajuste el tipo de bloqueo que desea realizar.
Para acceder a la configuración de cookies del navegador Safari para iOS siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador):
  1. Vaya a Ajustes, luego Safari.
  2. Vaya a Privacidad y Seguridad, verá la opción Bloquear cookies para que ajuste el tipo de bloqueo que desea realizar.
Para acceder a la configuración de cookies del navegador para dispositivos Android siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador):
  1. Ejecute el navegador y pulse la tecla Menú, luego Ajustes.
  2. Vaya a Seguridad y Privacidad, verá la opción Aceptar cookies para que active o desactive la casilla.
Para acceder a la configuración de cookies del navegador para dispositivos Windows Phone siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador):
  1. Abra Internet Explorer, luego Más, luego Configuración
  2. Ahora puede activar o desactivar la casilla Permitir cookies.
Asesor de Cookies es un plugin para WordPress creado por Carlos Doral (webartesanal.com)
Save settings
Cookies settings
A %d blogueros les gusta esto: