Se estrella el Phaeton de la Policía Municipal de Madrid.

publicado en: ¿Sabías que...? | 0
PHAETON
VW PHAETON POLICÍA ACCIDENTADO

Se estrella el Phaeton de la Policía Municipal de Madrid a mediodía de ayer contra un taxi. Parece broma o una noticia típica del 28 de diciembre, ¿no?. Pues no. A mediodía de ayer, lunes 5 de octubre, cuando el malogrado Phaeton iba en cabecera de la escolta del coche del Rey circulando entre las calles de Marqués de Urquijo y Ferraz, en el distrito de Moncloa, el VW colisionó con un taxi que, por razones que de momento se desconocen, no atendió a las señales de un Policía Municipal que estaba ordenando al tráfico que parara ante la llegada de la comitiva. El oficial y el conductor que iban a bordo del Phaeton resultaron heridos tras el impacto, al igual que el conductor del taxi, todos ellos, eso sí, de carácter leve.

El referido VW Phaeton de la Policía Municipal de Madrid, tras chocar contra el taxi se subió encima de una acera próxima y se acabó estrellando contra un cajero, aunque no hay que lamentar ningún incidente con respecto a peatón alguno, por suerte.

Como es lógico, por motivos de seguridad, la comitiva real prosiguió su camino sin detenerse.

PHAETON
VW PHAETON POLICÍA MADRID

Este Volkswagen Phaeton sirvió durante un tiempo de coche oficial del entonces alcalde de la Villa, D. Alberto Ruiz-Gallardón y el juguete tenía un precio de unos 120.000 euros. El Sr. Gallardón se bajó del Phaeton para incorporarse a la gama de vehículos eficientes y limpios que adquirió el Ayuntamiento de Madrid para sus desplazamientos oficiales.

La anterior Alcaldesa, Sra. Botella, recuperó el Phaeton accidentado ayer para la Policía Municipal, equipándolo con sirenas y dotación policial y dándole una capita de pintura que lo identificara como tal.

Actualmente, el VW Phaeton accidentado ayer, tenía funciones de cobertura para servicios especiales, tales como la escolta del Rey y otras personalidades.

Mal final para el cochazo símbolo de la opulencia política española costeada por los de siempre, que acabó patrullando la ciudad “vestido de romano” y ayer terminó estampado contra un taxi. ¡Menos mal que no hay que lamentar víctimas!.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *