¿Qué hacer en caso de aquaplaning?.

publicado en: Consejos | 4

Si has conducido bastante en condiciones climatológicas adversas, te habrás encontrado alguna vez con la desagradable experiencia de sufrir un aquaplaning, o, por lo menos, el inicio de uno. Esta peligrosa situación, se produce cuando los neumáticos del coche no son capaces de evacuar la cantidad de agua que los atraviesa cuando nos precipitamos a un gran charco a mayor velocidad de la adecuada. ¿Qué tengo que hacer para que no me ocurra lo mismo que a estos conductores?.

  1. Si te encuentras con que te has metido literalmente en un charco enorme y el coche te patina, sintiendo sensación de flotación en la dirección, te comunico que estás haciendo aquaplaning. Lo primero que hay que hacer es mantener la calma. El aquaplaning dura, en condiciones normales, de 1 a 4 segundos más o menos. Manteniendo la calma y siguiendo los siguientes consejos, saldrás de él sin un rasguño.
  2. Mantendremos el volante sujeto con decisión en la posición que teníamos antes de entrar en el charco, tanto si vamos en línea recta, como si estamos en una curva. Nunca gires violentamente el volante porque no atenderá la petición; recuerda que te has quedado sin dirección por unos instantes.
  3. Si te coge en una curva, ¡cuidado con girar la dirección!. Hay que seguir la misma trazada corrigiendo levemente si hace falta.
  4. Los pedales, ni tocarlos. Lo mejor para enfrentarse a este fenómeno es anticiparlo entrando a la menor velocidad posible, intentando advertir al resto de los usuarios de su presencia, si es posible. Si te lo has comido ya a alta velocidad, el freno, el acelerador y el embrague sólo están de adorno. ¡Ni los toques!. Saldrás enseguida del charco y podrás hacer uso de ellos, ya con tracción.
  5. Tanto en recta como en curva, hay que tener especial atención a la entrada del gran charco, como a la salida. Al quedarse el coche sin dirección y tracción, podríamos mover sin querer ligeramente el volante, con lo que, inadvertidamente, podríamos haber creado un giro que SÍ va a producirse en cuanto el coche recupere la tracción, por lo que podemos encontrarnos con la desagradable presencia de un inesperado sobreviraje (el eje trasero del coche patina). Este fenómeno se corrige girando el volante hacia el mismo lado hacia el que derrapa el coche, todo lo contrario de lo que hay que hacer si el coche subvira (se va de morro).

La mejor forma de evitar sustos, es la prevención. Así que la próxima vez que veas un gran charco producido por grandes lluvias, tormentas u otra causa cualquiera delante de tu coche, lo mejor es que reduzcas la velocidad y estés atento un punto más de lo que lo estás cuando hace «sol y moscas».*

* «Sol y moscas»: Expresión muy utilizada por los pilotos en el mundo de la aviación para referirse a un día soleado y con buena visibilidad.

Noticias relacionadas

4 Respuestas

  1. chuilibin

    Muy interesante el artículo. Por cierto ¿No hay ningún sistema que detecte la situación y actúen en consecuencia durante esos instantes críticos, al menos impidiendo que no se haga auqeelo que no se debe hacer?

    • admin

      Hoy por hoy, detectar la situación de un charco gigante en medio de la carretera, no es posible. Es posible detectar baches y preparar el coche para abordarlos sin que se note que pasas sobre ellos, pero eso está reservado ahora mismo exclusivamente al Mercedes Clase S con su sistema MAGIC BODY CONTROL, único en el mundo. Se extenderá, como todo, al resto de marcas, pero con el tiempo. Lo mejor que hay para no tener problemas con un gran charco es entrar en él a velocidad adecuada. El mejor previsor de las circunstancias que se dan en carretera, es el propio conductor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *