Mi experiencia con el Lexus CT 200h.

publicado en: Opinión | 2
CT 200h
LEXUS CT 200 LATERAL

Lexus renovó su benjamín híbrido hace unos meses para ofrecer una cara más actual en un mercado en exceso competitivo. Pocos son los aspectos que cambian, salvo en lo concerniente a la calandra, muy en la línea de los modelos actuales. Además añade elementos de equipamiento que no tenía el modelo al que sustituye, como por ejemplo la nueva pantalla de 7″, de serie en todos los acabados excepto en el más barato, el “ECO”. La suspensión, por su parte, recibe una mejora con una estabilizadora trasera de mayor grosor y ofrece ahora un tarado más firme. También se ha revisado la dirección y la transmisión que sigue siendo de variador continuo (CVT). Como en la anterior versión, este coche combina un motor de gasolina de cuatro cilindros y otro eléctrico, rindiendo un total de 136 CV. Acelera de 0 a 100 en algo más de 10 segundos y su velocidad punta sigue siendo de 180 Km/h. Por tanto, nada nuevo bajo el sol en este apartado. Este modelo cuenta con 5 estrellas en EuroNcap, incluyendo 8 airbags entre su dotación de seguridad pasiva.

42.000 unidades se han vendido de este coche desde su aparición en 2011, siendo el modelo de la Marca de más éxito con diferencia. Las expectativas de venta con el restyling, son elevadas.

LEXUS CT 200 h INTERIOR

Como los cambios no son de entidad, comento mis vivencias a bordo de este modelo en una prueba que realicé hace un par de años. El motor, es el mismo que el actual, así que las sensaciones no habrán variado sustancialmente.

El coche me parece un pequeño lujo asiático, nunca mejor traída la expresión, por su nivel de equipamiento y sus acabados de nivel superior. He de decir que el interior me parece un poco claustrofóbico. Algunas personas podrían tener problemas en ubicarse en un puesto de conducción, a mi juicio, demasiado encajonado. Para mí, no supuso ninguna pega, pero estoy convencido de que muchas personas tendrían problemas con esto. El coche es muy confortable y te invade una sensación de serenidad abrumadora, eso sí, a baja velocidad o en parado. Cuando requieres de prestaciones y hay que pisar el acelerador, un ruido bastante desagradable a mi modo de ver, invade el habitáculo del coche, con lo que el resultado final queda empañado en este aspecto. Por ciudad es un coche ideal por su tamaño y ausencia de sonoridad casi por completo (se oye la rodadura de los neumáticos en modo eléctrico y algún que otro ruidillo aerodinámico a más velocidad). Para mí es el coche perfecto para quien tenga conciencia verde y quiera disfrutar de un ambiente lujoso a un precio más o menos asequible. Y digo más o menos, porque en la versión básica ya disfrutamos de un buen equipamiento de serie por poco más de 22.000 €, pero para tener acceso a “gatgets” más sofisticados hay que irse a versiones más caras, metiéndonos ya en la esfera de los 30.000 € y subiendo. Si tenemos coche de más de 10 años podemos acogernos al Plan PIVE 6.  A fecha de hoy, no me consta que podamos adherirnos al PLAN MOVELE con el fin de disfrutar de sus jugosas subvenciones para este modelo.

Por lo demás, la prueba que yo hice fue por ciudad y por carretera y el coche me pareció muy recomendable para el primer tipo de uso. Suave, cómodo, elegante…

Si nos vamos a la autopista, la cosa cambia, ya que no deja de ser cómodo, pero la potencia que arroja su motor se me antoja escasa, sobre todo en circunstancias de repechos o carreras de puertos viradas, donde el coche no da mucho de sí. Pisar el acelerador y tener una respuesta pobre, es todo uno. A mi juicio, le faltan unos cuantos CV a este modelo y una caja de cambios más adecuada al conjunto. Si te gustan los coches “alegres”, éste no es tu modelo. A mí se me hizo anodina la conducción, porque me gustan las reacciones más vivas en un coche. Habrá gente a la que no disguste esta “pereza” de movimiento, pero para mí, no es el compacto ideal por esta causa. Me gusta el lujo a bordo de un coche, los acabados excelentes, el rodar seguro, el equipamiento suntuoso, pero si le piso y no “anda”…, como que no.

Por lo tanto y, para mi modo de entender los coches, un producto muy bueno al que le falta “chicha”. No lo han aprovechado en su restyling último, pero no pierdo la esperanza.

 

2 Respuestas

  1. Steve

    Lexus es un buen modelo si no me equivoco Lexus es de Toyota…buena marca..

    • Luis

      Hola.
      Es una buena marca premium y sí, supone la división de lujo de Toyota.
      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *