Sáb. Oct 1st, 2022

Jubilar un coche de diez o más años no es una mala idea, sobre todo teniendo en cuenta que la posibilidad de tener un accidente con él se eleva de manera exponencial respecto de uno nuevo o con pocos años.

COCHE ANTIGUO EMPUJADO
COCHE ANTIGUO AVERIADO

La propia DGT recuerda de vez en cuando que los coches con diez o más años no son el mejor ejemplo de eficiencia ecológica y seguridad en carreteras y vías urbanas y que jubilar a tiempo puede evitar graves problemas futuros.

La edad media de los turismos en España ronda los 13,5 años, siendo el farolillo rojo entre los principales países del resto de la UE. ¡No sé cómo lo hacemos, pero siempre estamos dando la nota!

La media europea se sitúa en once años y medio para la antigüedad de su parque móvil, mientras que en España ha crecido en poco más de dos años hasta trece y medio.

PARQUE MÓVIL ENVEJECIDO EN ESPAÑA
PARQUE MÓVIL ENVEJECIDO EN ESPAÑA

Según ANFAC (Asociación Española de Fabricantes de Automóviles y Camiones), la antigüedad del parque español no hace sino crecer año a año, lo que supone un gran problema en materia de seguridad y de contaminación en nuestras calles y carreteras. Jubilar el coche nos cuesta.

CARTEL VENTA COCHE SEGUNDA MANO A JUBILAR
CARTEL VENTA COCHE SEGUNDA MANO

Además los coches de más de 15 años también crecen en el total del monto, lo que complica aún más la penosa situación de nuestro País en esta materia.

¿Y por qué es un lastre eso de tener un parque móvil envejecido?. Hay varias causas, aunque las principales son el peligro para los ocupantes y el resto de usuarios de la vía y la contaminación que provocan

Un coche nuevo puede salvar muchas vidas antes de un accidente y tras sufrirlo con consecuencias diversas frente a los coches antiguos.

Además, en contra de la idea recurrente de quienes mantienen coches viejos en su haber, la adquisición de un vehículo nuevo, aún cuando supone un gasto importante, permite ahorros que no se imaginan que provoca el actual vehículo a jubilar y, sobre todo, que a medida que avanza el tiempo, provocará.

DESGUACE DE COCHES VIEJOS
DESGUACE DE COCHES VIEJOS

Es evidente que fabricantes y gobiernos de aquí y de allá, hacen hincapié en la compra de vehículos nuevos por los beneficios que ello les reporta. Para estos, jubilar el coche viejo no admite discusión.

Pero en este artículo no se está tratando la ambición de agentes privados interesados en el asunto ni del hambre recaudadora de los Entes Públicos, sino de una serie de aspectos más serios que todo eso.

El siguiente estudio realizado por la Fundación Línea Directa data de septiembre de 2015, pero las aportaciones que ofrece son absolutamente vigentes a día de hoy. Échale un vistazo por aquí si te apetece.

Un coche antiguo bien mantenido es casi tan seguro como uno nuevo mal mantenido. El problema es quién mantiene su coche como mandan los cánones. ¡La respuesta es ni Dios!

Un coche bien mantenido con diez años es casi tan seguro como uno nuevo mal mantenido. Desde mi punto de vista, es preferible tener un coche antiguo muy bien mantenido que un coche moderno destrozado y sin hacerle las revisiones.

JUBILAR COCHE USADO. COMPRA-VENTA COCHE USADO
COMPRA-VENTA COCHE USADO

Pero claro; hay que poner en perspectiva las dos situaciones y valorar el estado de uno y del otro para evitar caer en estúpidas simplicidades como decir que alguien que va al gimnasio con ochenta años tiene sus órganos casi tan nuevos y sanos como un joven de veinte que fuma y bebe.

¡Pues oiga; dependerá lo que fume y beba el joven y de lo atlético que se encuentre el anciano, pero vamos, que si me dieran a elegir, yo me decantaría más por el joven (a pesar de sus vicios siempre y cuando no sean excesivos) que por el arcaico y supuesto «Ironman» octogenario!.

ACCIDENTE DE COCHE

La chapuza nacional suele pasar facturas a corto y medio plazo más abultadas de lo esperado

No obstante, un vehículo mantenido de forma adecuada con cierta antigüedad sí puede resultar un coche seguro frente a quien tenga un coche nuevo que no ha pisado un taller en los últimos tres años y al que, por tanto, no se le ha cambiado el aceite, los filtros o no se le han sustituido los neumáticos o las pastillas de freno.

Esto también es aplicable a quien busca chapuceros para mantener su coche a cambio de facturas costes ridículos (taché las facturas porque éstas llevan asociado un impuesto y eso, claro…, je, je).

Listado de razones de peso para no andar por ahí rodando con antiguallas

Bien; dejando atrás los parches más o menos afortunados que uno le puede poner a su vehículo por el paso de los años, procedo a relataros un pequeño listado de razones por las que es bueno cambiar, como muy tarde, cada diez años de coche:

  • La seguridad: el aspecto de la seguridad es sin duda el más crítico a la hora de plantearse la compra de un coche nuevo. Los sistemas actuales NO SE PUEDEN IMPLEMENTAR EN UN COCHE ANTIGUO por más que llevemos a raya el mantenimiento.
  • Riesgo de accidente muy superior: El riesgo de accidente aumenta exponencialmente en un coche de más de diez años respecto de uno nuevo por diversos motivos como son la ausencia de revisiones fundamentales, el estiramiento de la vida útil de los neumáticos que, por supuesto, nunca coincide con la que pensamos nosotros que tiene y el desgaste natural de elementos clave que muchas veces no avisan.

Si me dan a elegir entre susto y muerte, lo tengo claro

  • El elevado riesgo de muerte frente al de heridas más o menos graves: al ser mayor el nivel de seguridad de los vehículos actuales y la tecnología y los sistemas activos y pasivos equipados, en caso de accidente hay muchas más posibilidades de salir ileso o herido más o menos grave (dependiendo de la intensidad del siniestro), que en un coche con muchos años, donde aumenta significativamente la posibilidad de salir de allí con un pijama de madera.
MECÁNICO ARREGLANDO COCHE
MECÁNICO ARREGLANDO COCHE
  • Averías a tutiplén: Por muy fiable que sea un vehículo, las averías suceden como pasa con los humanos. A más edad, pues ya se sabe. Como las averías que suelen acontecer en coches susceptibles de jubilar (amortiguadores, frenos, correas de distribución, caja de cambios, etc) suelen ser mucho más caras que una avería convencional que pudiera surgir en un coche nuevo, cuyo desgaste es ínfimo al lado de aquellos, tendemos a solucionarlas «de aquella manera».

Al final el ahorro que supuestamente consigues se te va por el lado de averías, sanciones y mantenimiento general

  • Mantenimientos más cercanos y complejos: si bien en un coche nuevo cada mantenimiento suele ser entre el año y/o los 15.000 Km o los dos años y/o los 30.000, dependiendo de marcas y modelos, los mantenimientos de coches con muchos años son más periódicos y complicados por cuanto hay que examinar más elementos mecánicos que antes no hacía falta mirar y sustituir piezas que en un coche nuevo no hay que cambiar. Como era de esperar, también son más caras estas revisiones.
  • Contaminan mucho: ¿he oído ahorro energético, cultura de lo verde, ¡salvemos el Planeta!, conciencia medioambiental, reciclaje o respeto por la naturaleza?. Pues ¡adelante con los faroles. A jubilar el coche viejo!. Cuanto mayor sea tu coche, más contaminará y más se alejará de las cada vez más estrictas normas comunitarias en materia de contaminación. De hecho, cada vez se restringe más el uso de estos vehículos en zonas residenciales y centrales de las ciudades y se les hace pagar más que a un vehículo nuevo por aparcar en según qué ubicaciones.
SISTEMAS MODERNOS DE SEGURIDAD

Lo barato generalmente sale muy caro, pero en este caso no hablamos solo de dinero, sino de algo mucho menos mundano; la seguridad e integridad de propios y extraños al coche a jubilar

  • Más peligro para el resto de los usuarios: si la cuestión se zanjase con la integridad física y mental o la vida de uno mismo, podría entenderse que alguien mantuviera su viejo coche hasta que se le cayera a pedazos. Sin embargo, éste es un problema que no solo afecta al propietario o usuarios de este tipo de vehículos, sino que nos afecta a todos. Cruzarte, como te cruzas todos los días con vehículos, más carne de desguace que de andar circulando por ahí, puede comprometer tu vida seriamente ante un fallo cualquiera.
  • Los seguros lo tienen muy claro: cuanto más antiguo es el vehículo a jubilar, más prima hay que pagar, con independencia de que seas Fernando Alonso o Antonio Gala, entendiendo para el primero que se ha proclamado dos veces campeón del mundo de Fórmula 1 y para el segundo, que jamás le dejaron sacarse el carné de conducir por, según declaraba él mismo, suponer un peligro público de envergadura colosal. Los números no engañan y la siniestralidad tampoco. Si tienes un coche compacto nuevo pagarás por un seguro a todo riesgo una media de 590 € anuales. Si el mismo coche tiene 5 años, ya será una prima del entorno de los 800 € y si tiene 10 ó más, la prima se dispara por encima de los 900 € anuales en el mejor de los casos.

Habrá quien no se lo pueda permitir directamente y contra eso no hay nada que objetar. Para el resto de los mortales, son sugerencias que quizás no estén de más, ¿no te parece?

En definitiva. Si quieres vivir más tranquilo y, de paso, proteger mejor al resto de usuarios de las vías, puedes irte planteando la compra de un coche más moderno aunque sea por puro egoísmo. Contribuirás a la ecología, a la tranquilidad personal, familiar y de terceros y, a pesar del gasto inicial del cambio, acabarás por rascarte menos el bolsillo en mantenimientos y averías que sí tendrás que asumir en un coche viejo y que no harán más que incrementarse, aparte de otros ahorros en seguros, impuestos y tasas que gravan cada día más a los vehículos con cierta antigüedad.

COCHE NUEVO
COCHE NUEVO

Los Organismos Públicos implicados en la seguridad vial, han visto saltar todas las alarmas al observar cómo los coches de segunda mano se venden ya con más de 10 años de antigüedad (son los más baratos), lo cual implica un alargamiento de la vida de estos vehículos, que son adquiridos por otros usuarios que pagan cantidades ridículas por ellos a cambio de ponerlos en circulación de nuevo.

Jubilar estos coches es algo que no pasa por las mentes de quienes los poseen a pesar de ser conscientes de que representan un peligro real.

¡No lo digo yo; lo dice la DGT, los gobiernos, las asociaciones del sector, los seguros y probablemente y más importante, la sensatez de cada uno de nosotros!.

Por Luis

4 comentarios en «Jubilar un coche a los diez años no es mala idea»
  1. El problema en el caso español es que nuestro poder adquisitivo se ha venido reduciendo. La valoracion de la seguridad del vehículo sigue siendo bajísima en España, incluso entre los compradores de coches nuevos. Cuantas personas consultan y entienden los resultados de Euroncap? La decisión de compra se basa en criterios económicos, estéticos, funcionalidad, prestigio y muy raramente en seguridad. Y que un coche de más de 10 años (incluso antes) puede tener averías relevantes impredecibles aunque acuda a todos los mantenimientos en taller oficial es una verdad incuestionable. Simplemente muchas piezas solo se sustituyen ante la rotura y no se actua de manera preventiva.

    1. La gran asignatura pendiente de España es el nivel de vida que, sin ser bajo, no está a la altura de países del entorno con sueldos más altos, mayor productividad y menor número de desempleados. La adquisición y sustitución del coche está directamente relacionada con esto.

  2. Es complicado llegar a un equilibrio entre ecología y seguridad. Hay que pensar que fabricar un coche conlleva un enorme gasto de energía y materia primas, que debe ser amortizado ambientalmente, maximizando su vida útil, pero sin poner en peligro a nadie… Está por ver cuál sería esa vida media ideal -que dependerá de cada vehículo- Pero un vehículo BIEN mantenido, yo creo que puede superar de largo esos diez años de vida.

    1. El motivo que alega Tráfico para que la gente cambie de coche cada pocos años no es otro que el de la seguridad, y eso no admite discusión alguna por muy bien mantenido que esté un coche. La temática ecología es otro cantar y es lo que está de moda (aquí en Europa, porque en el resto del mundo como que no se coscan mucho del tema), pero ahí la DGT no entra a valorar nada, puesto que ese asunto, aunque sea transversal (bendito palabro), ni les afecta ni les importa.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

We use cookies to personalise content and ads, to provide social media features and to analyse our traffic. We also share information about your use of our site with our social media, advertising and analytics partners. View more
Cookies settings
Accept
Privacy & Cookie policy
Privacy & Cookies policy
Cookie name Active

¿Qué es una cookie?

Una cookie es un fichero de texto inofensivo que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. La utilidad de la cookie es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Aunque mucha gente no lo sabe las cookies se llevan utilizando desde hace 20 años, cuando aparecieron los primeros navegadores para la World Wide Web.

¿Qué NO ES una cookie?

No es un virus, ni un troyano, ni un gusano, ni spam, ni spyware, ni abre ventanas pop-up.

¿Qué información almacena una cookie?

Las cookies no suelen almacenar información sensible sobre usted, como tarjetas de crédito o datos bancarios, fotografías, su DNI o información personal, etc. Los datos que guardan son de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, etc. El servidor web no le asocia a usted como persona si no a su navegador web. De hecho, si usted navega habitualmente con Internet Explorer y prueba a navegar por la misma web con Firefox o Chrome verá que la web no se da cuenta que es usted la misma persona porque en realidad está asociando al navegador, no a la persona.

¿Qué tipo de cookies existen?

  • Cookies técnicas: Son las más elementales y permiten, entre otras cosas, saber cuándo está navegando un humano o una aplicación automatizada, cuándo navega un usuario anónimo y uno registrado, tareas básicas para el funcionamiento de cualquier web dinámica.
  • Cookies de análisis: Recogen información sobre el tipo de navegación que está realizando, las secciones que más utiliza, productos consultados, franja horaria de uso, idioma, etc.
  • Cookies publicitarias: Muestran publicidad en función de su navegación, su país de procedencia, idioma, etc.

¿Qué son las cookies propias y las de terceros?

Las cookies propias son las generadas por la página que está visitando y las de terceros son las generadas por servicios o proveedores externos como Facebook, Twitter, Google, etc.

¿Qué ocurre si desactivo las cookies?

Para que entienda el alcance que puede tener desactivar las cookies le mostramos unos ejemplos:
  • No podrá compartir contenidos de esa web en Facebook, Twitter o cualquier otra red social.
  • El sitio web no podrá adaptar los contenidos a sus preferencias personales, como suele ocurrir en las tiendas online.
  • No podrá acceder al área personal de esa web, como por ejemplo Mi cuenta, o Mi perfil o Mis pedidos.
  • Tiendas online: Le será imposible realizar compras online, tendrán que ser telefónicas o visitando la tienda física si es que dispone de ella.
  • No será posible personalizar sus preferencias geográficas como franja horaria, divisa o idioma.
  • El sitio web no podrá realizar analíticas web sobre visitantes y tráfico en la web, lo que dificultará que la web sea competitiva.
  • No podrá escribir en el blog, no podrá subir fotos, publicar comentarios, valorar o puntuar contenidos. La web tampoco podrá saber si usted es un humano o una aplicación automatizada que publica spam.
  • No se podrá mostrar publicidad sectorizada, lo que reducirá los ingresos publicitarios de la web.
  • Todas las redes sociales usan cookies, si las desactiva no podrá utilizar ninguna red social.

¿Se pueden eliminar las cookies?

Sí. No sólo eliminar, también bloquear, de forma general o particular para un dominio específico. Para eliminar las cookies de un sitio web debe ir a la configuración de su navegador y allí podrá buscar las asociadas al dominio en cuestión y proceder a su eliminación. A continuación le indicamos cómo acceder a una cookie determinada del navegador Chrome. Nota: estos pasos pueden variar en función de la versión del navegador:
  1. Vaya a Configuración o Preferencias mediante el menú Archivo o bien pinchando el icono de personalización que aparece arriba a la derecha.
  2. Verá diferentes secciones, pinche la opción Mostrar opciones avanzadas.
  3. Vaya a Privacidad, Configuración de contenido.
  4. Seleccione Todas las cookies y los datos de sitios.
  5. Aparecerá un listado con todas las cookies ordenadas por dominio. Para que le sea más fácil encontrar las cookies de un determinado dominio introduzca parcial o totalmente la dirección en el campo Buscar cookies.
  6. Tras realizar este filtro aparecerán en pantalla una o varias líneas con las cookies de la web solicitada. Ahora sólo tiene que seleccionarla y pulsar la X para proceder a su eliminación.
Para acceder a la configuración de cookies del navegador Internet Explorer siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador):
  1. Vaya a Herramientas, Opciones de Internet
  2. Haga click en Privacidad.
  3. Mueva el deslizador hasta ajustar el nivel de privacidad que desee.
Para acceder a la configuración de cookies del navegador Firefox siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador):
  1. Vaya a Opciones o Preferencias según su sistema operativo.
  2. Haga click en Privacidad.
  3. En Historial elija Usar una configuración personalizada para el historial.
  4. Ahora verá la opción Aceptar cookies, puede activarla o desactivarla según sus preferencias.
Para acceder a la configuración de cookies del navegador Safari para OSX siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador):
  1. Vaya a Preferencias, luego Privacidad.
  2. En este lugar verá la opción Bloquear cookies para que ajuste el tipo de bloqueo que desea realizar.
Para acceder a la configuración de cookies del navegador Safari para iOS siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador):
  1. Vaya a Ajustes, luego Safari.
  2. Vaya a Privacidad y Seguridad, verá la opción Bloquear cookies para que ajuste el tipo de bloqueo que desea realizar.
Para acceder a la configuración de cookies del navegador para dispositivos Android siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador):
  1. Ejecute el navegador y pulse la tecla Menú, luego Ajustes.
  2. Vaya a Seguridad y Privacidad, verá la opción Aceptar cookies para que active o desactive la casilla.
Para acceder a la configuración de cookies del navegador para dispositivos Windows Phone siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador):
  1. Abra Internet Explorer, luego Más, luego Configuración
  2. Ahora puede activar o desactivar la casilla Permitir cookies.
Asesor de Cookies es un plugin para WordPress creado por Carlos Doral (webartesanal.com)
Save settings
Cookies settings
A %d blogueros les gusta esto: