Jue. Jun 30th, 2022
GRUPO VAG
GAMA VW CLEAN DIESEL GRUPO VAG

El «Diéselgate», como así se conoce al escándalo protagonizado en las últimas semanas por el Grupo VAG, lleva camino de convertirse en el «Gasoldiegate» (de gasolina y diésel). Según las últimas investigaciones, también habría vehículos afectados por el escándalo cuyos motores son de gasolina. Pero lo importante aquí, visto lo visto, es hacernos una pregunta; Grupo VAG. ¿Y ahora qué?.

Como dicen, eso sí, cuando nadie les escucha, los técnicos de motores, a estas alturas de desarrollo LA MAGIA NO EXISTE, por lo que, salvando algunas soluciones de cámara de combustión muy innovadoras y caras, un motor no puede simultáneamente correr más que la competencia, gastar menos combustible y emitir menos agentes nocivos que sus rivales equivalentes, porque sencillamente es imposible.

Analizado el problema de forma pormenorizada, habría que establecer las debilidades y fortalezas que se va a encontrar el Grupo a partir de ahora. Las consecuencia a corto, ya las estamos viendo; más de 20.000 millones de € se han caído de la Compañía con su cotización en picado. ¿Quién es el «guapo o la guapa» que le cuenta ahora a los accionistas que no van a ver dividendos hasta dentro de unos añitos?. Las sanciones que tendrá que pagar el Grupo VAG por el estropicio serán astronómicas y además, la empresa llamará a revisión sin cargo a todos los afectados por la estafa para tratar de solucionarles el problema. ¿Cuál es el coste de estas tres circunstancias a corto plazo que acabo de citar?.
La primera es sencilla de adivinar. El Grupo VAG tenía un valor muy sólido en Bolsa hace tan solo unas semanas; hoy es una empresa cuyo valor en Bolsa está muy por debajo de lo que los consejeros delegados y accionistas soñaron en sus peores pesadillas. Respecto a la segunda cuestión a corto, la respuesta es que las sanciones económicas se situarán fácilmente por encima de los 18.000 millones de €, que se dice pronto, y el arreglo de los vehículos afectados, disparará exponencialmente los costes, salvo que re-mapeando la ECU sea suficiente para cumplir los requerimientos exigidos. De no ser así, habrá que montar una trampa de NOx de mayor rendimiento, lo que encarecerá mucho la «ñapa» que deberá acometer, en todo caso, el Grupo VAG.
GRUPO VAG
AUDI V6 TDI GRUPO VAG

Verdaderamente nos encontramos ante una vergüenza de dimensiones estratosféricas, teniendo en cuenta la masiva estafa mundial protagonizada por estos señores alemanes que todo lo son y todo lo saben, que tan pulcros y serios nos venden sus gestiones y sus modelos de negocio (esto era hasta hace unas semanas, lógicamente). Añadiré que, una vez chequeados los coches afectados por la estafa, ya no rendirán lo mismo que cuando llevaban acoplado el «invento», por lo que, desde mi punto de vista, la estafa del Grupo VAG será DOBLE. Por un lado me vendieron un coche trampeado y ahora que se ha descubierto el pastel, me ponen un parche que resta prestaciones al modelo. Esto en mi pueblo significa, ni más ni menos, que te han engañado dos veces y eso puede terminar significando asimismo, que eres gilipollas un pelín confiado.

El grupo VAG tiene (o eso nos dicen) recursos suficientes para hacer frente a semejante tomadura de pelo, ya que, sin ir más lejos, en 2014 los beneficios ascendieron a más de 15.000 millones de €; además, cuentan con fondos propios bastantes para cubrir lo que se les avecina.

GRUPO VAG
MOTOR GASOLINA AUDI TFSI GRUPO VAG

Pero no todo es malo, ya que haciendo un análisis somero de la situación, diríamos que como debilidades, el Grupo VAG presenta en estos momentos las comentadas de los gastos ingentes que se avecinan, sumados a algo que se producirá a medio plazo y que ya se está incluso produciendo, que es el deterioro brutal de la imagen de marca. Las ventas del último mes cantan, aunque para no enrollarme, diré únicamente que la todopoderosa marca Volkswagen ha sido batida por Peugeot en coches vendidos. El primer mes completo tras conocerse el fraude del Grupo VAG, ha sido el pasado octubre y Volkswagen perdió el liderazgo en las preferencias de los compradores en favor de la francesa Peugeot, que vendió 167 vehículos más que la alemana (6.532 frente a 6.365 unidades). No obstante, Volkswagen mantiene, de momento, la primera posición en el listado de ventas acumuladas en 2015.

Sin embargo, como oportunidades veo que, otras marcas que timaron a sus clientes y que fueron condenadas, perdieron dinero, pero siguen contando con un prestigio elevado en el mercado americano. Me refiero a General Motors, cuando la empresa sabía que te estaba colocando un coche con el que te podías matar ante el escándalo de las llaves de contacto que se salían de la posición de encendido. Toyota, por su parte, sabía que sus pedales de acelerador causaban accidentes mortales. Ambos casos quedaron demostrados y fueron de dominio público, pero ambas marcas conservan la querencia de los usuarios estadounidenses y no son las únicas. Las ventas se vieron muy poco afectadas por los escándalos citados porque, a la postre, el cliente compra un vehículo, por estética, por simpatía, porque la mujer lo elige o porque la niña ha dicho que el coche mola mazo. Si entra en los cálculos de precio, la marca no importa tanto. La oportunidad, por otra parte, vendrá de la completa renovación del establishment privado del Grupo, cambiando de arriba a abajo la estructura de cargos y responsables que han sido cómplices de la vergüenza y cambiando el sello de calidad del Grupo ofreciendo producto de verdadero valor añadido, sin cobrarte un 30 % más sobre marcas generalistas por darte coches sucios y trampeados.

GRUPO VAG
ESTACIÓN TREN INGOLSTADT CON AUDI GRUPO VAG

Audi, que entonces no pertenecía al Grupo VAG, ya tuvo mala prensa hace muchos años por los supuestos problemas de aceleración involuntaria en sus modelos 5000. En el año 1986 un programa de la CBS llamado “60 seconds” dijo que este coche tenía problemas de aceleración involuntaria y estaba directamente relacionado con la producción de 700 accidentes y de siete muertes. Se presentó el asunto como que el coche tomaba consciencia de sí mismo, los frenos dejaban de funcionar y el acelerador se volvía loco. El miedo contra Audi tuvo consecuencias desastrosas. La gente empezó a perder confianza en el coche. Audi insistía una y otra vez en que ningún coche aceleraba solo o fallaba por la causa denunciada por el programa televisivo. Las víctimas aseguraban que pisaban el freno con todas sus fuerzas, pero no paraban. Pasados 3 largos años la NHTSA falló a favor de Audi, concluyendo lo mismo que la marca: era un problema de la gente, que aceleraba sin darse cuenta al ir a pisar el freno. Los coches americanos, casi todos automáticos, tienen un pedal de freno enorme y un acelerador pequeño. Los coches europeos, como el Audi 5000, tenían el pedal de freno más pequeño y próximo al acelerador. El valor de reventa de esos coches cayó a nada y menos y ni que decir de las ventas. La marca intentó reaccionar dando más garantía y retomando los nombres europeos 100 y 200, pero no sirvió. El amparo de la NHTSA llegó demasiado tarde y el daño ya estaba hecho. La marca no tomó el camino fácil, que en comercio siempre es el difícil y que no era otro que el de sugerir que sus clientes eran unos perfectos imbéciles poco hábiles al volante, decantándose por aquella vieja máxima de “el cliente siempre tiene la razón”. Todo esto estuvo a punto de costarle la desparación a Audi del mercado americano, no volviendo a recuperarse hasta diez años después. Aquella «estupidez» costó un daño en la reputación a Audi de tal envergadura, que aún hoy está pagando a nivel mundial las consecuencias. La clara percepción por parte de los usuarios de que Audi es una marca de segunda frente a las dos dueñas del podio alemanas, Mercedes y BMW, es patente. Pertenecer al Grupo VAG es una de las causas, aunque no la única. Es una lástima, porque Audi estaba empezando a levantar cabeza con modelos realmente atractivos y bien hechos, entre los que destaca el súper ventas A3 Sportback TDI. La imagen de Audi está en peligro real como marca Premium y todo dependerá de la habilidad de los departamentos de márketing para reflotarla de nuevo, pero como véis, no es la primera vez que tienen problemas muy serios. Lo que está claro es que Audi parece gafada en aquel País.

GRUPO VAG
AUDI A1 1.4 TFSI GRUPO VAG

Respecto a la oportunidad del Grupo VAG de vender marcas serias después de hacer las trampas que han hecho, os diré que va a tener muy cuesta arriba volver a hacerse con un puesto respetado en este sentido. El extremo de retomar el tema de la mínima contaminación y de presentar coches limpios, parece, sin embargo, más fácil de encauzar, aunque será tarea titánica, sin duda. Todo esto pasará necesariamente por la implantación a marchas forzadas de la tecnología Plug-in hybrid, eléctricos y energía más limpia (de la de verdad), que ya estaban posicionando en el mercado y que ahora tendrán que acelerar les guste o no. El Golf GTE o el A3 Sportback e-tron son buena prueba de que el Grupo VAG sabe hacer muy bien coches eficientes. Es eso, o seguir vendiendo que eres muy ecológico lanzando basura a la atmósfera sin tino y «a ver si no me pillan» ¡Ayyyy Grupo VAG, Grupo VAG!.

En este sentido, comentar que la alternativa al diésel es cada vez más numerosa, rentable y apuesta ya por tecnología que permite grandes distancias que cubrir sin necesidad de enchufarte. Calculo que de aquí a 2040 los coches diésel serán historia. Es evidente que hay que apostar por otro tipo de energías y que hay que invertir mucho dinero en ello. ¡Lo del TDI ecológico ya no cuela!. ¿Estará el Grupo VAG entre los mejores del mercado en este tipo de motorizaciones?. La respuesta para mí es que, o estará, o desaparecerá sin piedad. Como siempre, el tiempo es el mejor juez y nos lo dirá gratis.

Por Luis

2 comentarios en «Grupo VAG. ¿Y ahora qué?.»
  1. Buenas Luís, he leído tu artículo y me gustaría hablar contigo un remapeo qué me ofrece una marca de coches y no se lo que hacer.
    Por favor puedes ponerte en contacto conmigo y darme tu opinión.
    Un cordial saludo.
    Óscar Yagüe

    1. Buenas noches Óscar. Por supuesto que me puedes consultar lo que quieras. Yo intentaré darte mi humilde opinión sobre el asunto si sé de qué me hablas. Si no, te buscaría la forma de informarte adecuadamente sobre el tema que te preocupa. Dime qué te han ofrecido y sobre qué vehículo y te comento lo que sepa al respecto.
      Un saludo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

We use cookies to personalise content and ads, to provide social media features and to analyse our traffic. We also share information about your use of our site with our social media, advertising and analytics partners. View more
Cookies settings
Accept
Privacy & Cookie policy
Privacy & Cookies policy
Cookie name Active

¿Qué es una cookie?

Una cookie es un fichero de texto inofensivo que se almacena en su navegador cuando visita casi cualquier página web. La utilidad de la cookie es que la web sea capaz de recordar su visita cuando vuelva a navegar por esa página. Aunque mucha gente no lo sabe las cookies se llevan utilizando desde hace 20 años, cuando aparecieron los primeros navegadores para la World Wide Web.

¿Qué NO ES una cookie?

No es un virus, ni un troyano, ni un gusano, ni spam, ni spyware, ni abre ventanas pop-up.

¿Qué información almacena una cookie?

Las cookies no suelen almacenar información sensible sobre usted, como tarjetas de crédito o datos bancarios, fotografías, su DNI o información personal, etc. Los datos que guardan son de carácter técnico, preferencias personales, personalización de contenidos, etc. El servidor web no le asocia a usted como persona si no a su navegador web. De hecho, si usted navega habitualmente con Internet Explorer y prueba a navegar por la misma web con Firefox o Chrome verá que la web no se da cuenta que es usted la misma persona porque en realidad está asociando al navegador, no a la persona.

¿Qué tipo de cookies existen?

  • Cookies técnicas: Son las más elementales y permiten, entre otras cosas, saber cuándo está navegando un humano o una aplicación automatizada, cuándo navega un usuario anónimo y uno registrado, tareas básicas para el funcionamiento de cualquier web dinámica.
  • Cookies de análisis: Recogen información sobre el tipo de navegación que está realizando, las secciones que más utiliza, productos consultados, franja horaria de uso, idioma, etc.
  • Cookies publicitarias: Muestran publicidad en función de su navegación, su país de procedencia, idioma, etc.

¿Qué son las cookies propias y las de terceros?

Las cookies propias son las generadas por la página que está visitando y las de terceros son las generadas por servicios o proveedores externos como Facebook, Twitter, Google, etc.

¿Qué ocurre si desactivo las cookies?

Para que entienda el alcance que puede tener desactivar las cookies le mostramos unos ejemplos:
  • No podrá compartir contenidos de esa web en Facebook, Twitter o cualquier otra red social.
  • El sitio web no podrá adaptar los contenidos a sus preferencias personales, como suele ocurrir en las tiendas online.
  • No podrá acceder al área personal de esa web, como por ejemplo Mi cuenta, o Mi perfil o Mis pedidos.
  • Tiendas online: Le será imposible realizar compras online, tendrán que ser telefónicas o visitando la tienda física si es que dispone de ella.
  • No será posible personalizar sus preferencias geográficas como franja horaria, divisa o idioma.
  • El sitio web no podrá realizar analíticas web sobre visitantes y tráfico en la web, lo que dificultará que la web sea competitiva.
  • No podrá escribir en el blog, no podrá subir fotos, publicar comentarios, valorar o puntuar contenidos. La web tampoco podrá saber si usted es un humano o una aplicación automatizada que publica spam.
  • No se podrá mostrar publicidad sectorizada, lo que reducirá los ingresos publicitarios de la web.
  • Todas las redes sociales usan cookies, si las desactiva no podrá utilizar ninguna red social.

¿Se pueden eliminar las cookies?

Sí. No sólo eliminar, también bloquear, de forma general o particular para un dominio específico. Para eliminar las cookies de un sitio web debe ir a la configuración de su navegador y allí podrá buscar las asociadas al dominio en cuestión y proceder a su eliminación. A continuación le indicamos cómo acceder a una cookie determinada del navegador Chrome. Nota: estos pasos pueden variar en función de la versión del navegador:
  1. Vaya a Configuración o Preferencias mediante el menú Archivo o bien pinchando el icono de personalización que aparece arriba a la derecha.
  2. Verá diferentes secciones, pinche la opción Mostrar opciones avanzadas.
  3. Vaya a Privacidad, Configuración de contenido.
  4. Seleccione Todas las cookies y los datos de sitios.
  5. Aparecerá un listado con todas las cookies ordenadas por dominio. Para que le sea más fácil encontrar las cookies de un determinado dominio introduzca parcial o totalmente la dirección en el campo Buscar cookies.
  6. Tras realizar este filtro aparecerán en pantalla una o varias líneas con las cookies de la web solicitada. Ahora sólo tiene que seleccionarla y pulsar la X para proceder a su eliminación.
Para acceder a la configuración de cookies del navegador Internet Explorer siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador):
  1. Vaya a Herramientas, Opciones de Internet
  2. Haga click en Privacidad.
  3. Mueva el deslizador hasta ajustar el nivel de privacidad que desee.
Para acceder a la configuración de cookies del navegador Firefox siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador):
  1. Vaya a Opciones o Preferencias según su sistema operativo.
  2. Haga click en Privacidad.
  3. En Historial elija Usar una configuración personalizada para el historial.
  4. Ahora verá la opción Aceptar cookies, puede activarla o desactivarla según sus preferencias.
Para acceder a la configuración de cookies del navegador Safari para OSX siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador):
  1. Vaya a Preferencias, luego Privacidad.
  2. En este lugar verá la opción Bloquear cookies para que ajuste el tipo de bloqueo que desea realizar.
Para acceder a la configuración de cookies del navegador Safari para iOS siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador):
  1. Vaya a Ajustes, luego Safari.
  2. Vaya a Privacidad y Seguridad, verá la opción Bloquear cookies para que ajuste el tipo de bloqueo que desea realizar.
Para acceder a la configuración de cookies del navegador para dispositivos Android siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador):
  1. Ejecute el navegador y pulse la tecla Menú, luego Ajustes.
  2. Vaya a Seguridad y Privacidad, verá la opción Aceptar cookies para que active o desactive la casilla.
Para acceder a la configuración de cookies del navegador para dispositivos Windows Phone siga estos pasos (pueden variar en función de la versión del navegador):
  1. Abra Internet Explorer, luego Más, luego Configuración
  2. Ahora puede activar o desactivar la casilla Permitir cookies.
Asesor de Cookies es un plugin para WordPress creado por Carlos Doral (webartesanal.com)
Save settings
Cookies settings
A %d blogueros les gusta esto: