Cristales de Swarovski para Su Majestad.

publicado en: Opinión | 0

Supongo que no es muy corriente que un coche, por muy lujoso que sea, tenga en su catálogo de opciones una que incluya adornar las luces diurnas e intermitentes con cristales de Swarosvski. Este es el caso del nuevo Mercedes Clase S Coupe. Adjunto un vídeo para que admiréis su inmensa belleza. Para mí, uno de los coches más bellos fabricados hasta la fecha. Pero lo de los cristalitos de diseño, ya me parece más que rizar el rizo, una auténtica opción absurda y vacía de contenido, salvo que el feliz propietario del cochazo, sea joyero y guste de exponer su producto incluso cuando conduce. Es la única manera de darle salida a un “gatget” que se ofrece junto a los ILS “listos” por el imponente precio de 4.181,10 € IVA incluido, a día de la fecha. ¿Increíble, verdad?.

En mi absoluto desconocimiento de lo que puede ser tener la cuenta corriente llena de billetes y patrimonio para aburrir al mismísimo Ministro de Hacienda, el sentido común, que de ese sí que tengo algo, me dice que debería estar tipificado penalmente ponerle cristales de Swarovski o de la Marca comercial que sea, a un coche, sea de la Marca que sea, mientras en el mundo existan desigualdades tan brutales como las que existen.

Entiendo que, existiendo una mínima y más que recomendable paz social, las Marcas propongan incluir en determinados vehículos que adquieren determinadas fortunas, alguna de las ideas para los coquitos del marketing de las grandes firmas automovilísticas que os acerco en el siguiente listado:

  • Una peineta llena de diamantes en lo alto del capó. Eso es España da mucha clase.
  • Una trompeta con sordina o sin ella (la primera opción más cara que la segunda, “lógicamente”) entre las cuatro colas de escape del modelo.
  • Si queréis, incluso una escultura realista de un luchador de Sumo sentado al lado del copiloto bañada en platino para darle más empaque al coche en su conjunto. Además, el espacio no sería problema en este caso, ya que, los coches más exclusivos, suelen carecer de esta característica, ofreciendo espacios bastante reducidos (salvo en las grandes berlinas y TT, claro está).

No sigo, que me embalo y luego tenemos problemas. Simplemente y, como una mera opinión que es, lanzo esta propuesta al aire, o cualquier otra que se os ocurra, para hacerla realidad, quién sabe, pero, por favor, cuando no haya tantas desigualdades y no resulte tan extremadamente insultante encontrarse con cosas como estas, con la que está cayendo.

Os dejo, como no, el vídeo del que, para mí, es una de las más preciosas creaciones automovilísticas que ha dado el ser humano al mundo. Disfrutadlo.

Premium vs Generalistas. ¡Esto es como todo!.

publicado en: Opinión | 4

De antiguo viene la eterna lucha entre lo mejor y lo peor, lo bonito y lo feo, lo que tiene calidad y lo que no la tiene… No son pocas las veces que algunas personas me han preguntado sobre la distinción entre lo que denominamos un coche Premium y lo que denominamos un coche Generalista.

De hecho, en alguna ocasión, ha habido quien ha cuestionado el adjetivo que se asigna a unos y otros modelos, dependiendo de la fábrica de la que hayan salido. Hay quien parece no entender, que un BMW Serie 7 es un coche Premium por definición y que un Opel Corsa es un coche Generalista por definición también. El denominar a un coche de una determinada marca “Generalista” no es ni bueno ni malo, sino que supone una ubicación de ese modelo en una especie de estatus que marca la jerarquía de los automóviles de acuerdo con una serie de parámetros que podríamos convenir que son:

  • Marca.
  • Precio.
  • Calidad.
  • Servicio.
  • Motor.
  • Características generales.
  • Seguridad.
  • Confort.

Más o menos, creo yo, que un coche con unos estándares de calidad por encima de la media en apartados como la seguridad, la calidad, el confort, por poner tres ejemplos claros, estaría en condiciones de llevar aparejado el adjetivo Premium. ¿Esto significa que el coche que no llega a determinados logros de confort no se puede comprar porque es muy malo?; pues no, esa no es la idea.

Premium vs Generalistas
Coche Premium

Hay personas que te dicen a las claras que para ellas, un coche es una herramienta de trabajo o de necesidad para transportarse desde un punto A hasta un punto B y se acabó. Es bastante corriente que, entre este tipo de personas, las haya con capacidades económicas superiores a los coches que conducen. ¿A una de estas personas le vas tú a explicar la diferencia entre Premium y Generalista?. Evidentemente no, porque no les interesa. Ellos llevan entre las manos un Seat Ibiza y tendrían capacidad para llevar un Audi A3, pero no les compensa gastarse los miles de euros de más que cuesta el de los cuatro aros, para pasearse por la ciudad o para ir a trabajar, porque el coche, para ellos, es eso, una carrocería con cuatro ruedas que los lleva de acá para allá.

Así que Premium vs Generalista, no es tan malo como lo pintan algunos ni tampoco señala a unos como pobres y a otros como ricos. De hecho, hay gente por ahí, que no pudiéndose permitir un coche Premium, se lo compran, porque les gusta, porque quieren que los miren, por fastidiar al vecino que tiene uno más grande que ellos, por darle en las narices a la mujer / marido, por disfrute personal, etc, etc.

A mí mismo, me ocurrió esto hace unos años y salí airoso del atolladero. En mi caso, os lo prometo, fue por disfrutar de mi pasión. Si pudiera volver atrás, a pesar de mi pasión, no lo volvería a repetir, pero éste es otro tema.

Creo que todo aquel que tenga dos deditos de frente, podrá entender a la perfección, que los coches Premium, existen y se diferencian de los otros porque tienen el respaldo de fábricas que elevan su prestigio, su caché, porque tienen niveles de calidad superiores, porque sus niveles de confort son desconocidos para coches de menor prestancia o, yendo más allá incluso, porque nos salvan o nos dejan mejor parados ante un eventual accidente. Muestras de cómo han salido ilesos de vehículos de alta gama personas que se han visto involucradas en accidentes, las hay a patadas. También hay muestras de cómo salen los que se ven involucrados en accidentes a bordo de coches más normalitos.

En un accidente hay muchas causas que determinan la suerte de los ocupantes de los vehículos siniestrados y no son pocas las veces que los accidentados que iban a bordo de un coche Generalista, han salido indemnes por completo, quedando todo en un “susto”. No es tampoco desconocido para mí, que personas que iban a bordo de grandes coches de lujo, han muerto o han resultado heridas de gravedad extrema tras un impacto con otro vehículo. Sin embargo, la lógica, nos lleva a pensar que, por los materiales con que están construidos, por la inmensa aportación a la investigación en seguridad y por los sistemas de última generación con que están dotados los coches denominados Premium, estos deben diferenciarse de los Generalistas nos guste la distinción o nos siga fastidiando eso del rico y el pobre y del guapo y el feo.

Premium vs Generalistas
Coche Generalista

Así que, ¡esto es como todo!. Otro día postearé por qué no nos ponemos muy de acuerdo en quiénes ostentan esa categoría de Premium y quiénes no, porque, sobre todo a los profanos, cuando les nombras “Segmento Premium” en relación con los coches, tienden a visualizar Mercedes, BMW y Audi. ¿Y un Lexus qué es. Y un Maserati. Y un Bentley…?. Y no digo nada si nombramos marcas como Volvo, o Volkswagen. Pero esto, para otro día.