Si eres novel, léete esto, que no te vendrá mal.

publicado en: Consejos | 0

Todos los que hoy transitamos por las calles y las carreteras conduciendo un coche, hemos pasado alguna vez por la experiencia de estar en la autoescuela, de hacer las prácticas con el profe al lado corrigiéndonos y de llevar en las plazas traseras, el día del examen, a un señor con cara de pocos amigos del que dependió que hoy seamos autosuficientes a los mandos de un vehículo.

CARTEL DE APRENDIZ

Pero cuando salimos de todas estas circunstancias, la cosa cambia. Somos nosotros y nada más que nosotros quienes nos enfrentamos a esa jungla denominada «tráfico diario». Cuando llevamos la «L» de novel en la parte trasera del coche, los veteranos se ceban, porque piensan que ellos conducen mejor que los portadores de esa letra que significa «aprendiz». En muchos casos es cierto, pero hay veteranos al volante que dejan mucho que desear y que ya quisieran conducir como más de un «aprendiz». Como digo yo siempre, una cosa es conducir y otra muy distinta saber conducir.

Te dejo aquí varios consejos si eres de aquellos que llevan o van a llevar la famosa «L» o simplemente, si tienes el carné hace muchos años, pero sigues sin verlo claro porque no conduces habitualmente.

  1. Hay que dar por hecho que si tienes tu carné en la mano es porque sabes lo que vas a hacer a los mandos de un vehículo. Se supone que sabes lo que te vas a encontrar por ahí (señales, agentes, cruces, etc) y que vas a saber interpretarlos. Sea como sea, quien conduce es el conductor y , si en este caso, el conductor eres tú, tú serás quien lleva las riendas y no el copiloto o tu novia o tu tío el de Málaga. Está bien que alguien con experiencia te guíe y te aconseje a lo largo de las primeras tomas de contacto con el coche, pero de ahí a que «conduzca» otro…
  2. Debes evitar discutir con el que, presuntamente, te está guiando en tus primeros pinitos. Las discusiones a los mandos de un coche son tan peligrosas como ir hablando por el móvil. Y es muy típico discutir con alguien que, teóricamente, está por encima de ti en conocimientos y habilidades al volante, ya que aumentan las probabilidades de correcciones e incluso intervenciones por su parte. Si te molesta, invítalo /a  a apearse del coche y continúa solo /a. Así, si tienes un accidente, te la pegas tú y no involucras a nadie. Esto último, lógicamente, es broma, pero sí es cierto que las posibilidades de accidente discutiendo o con una alta carga de nervios al volante, aumentan de manera exponencial.
  3. No escuches la radio o te distraigas con nada. No hables si llevas a alguien al lado o detrás y concéntrate en lo tuyo. Ya habrá tiempo de todo esto cuando cojas más confianza y estés más suelto / a.
  4. No hagas burradas al volante. Es muy típico cuando se es joven y novato «sacarse de la manga lujos» que pueden acabar en accidente. No aceleres de golpe, no frenes de golpe y respeta más, si cabe, que los demás, las distancias de seguridad.
  5. No compitas con nadie. Esto es válido para los noveles y para los veteranos. En España somos muy dados a los «piques» y pocas estupideces hay más grandes a bordo de un coche que ésta.
  6. Hazte un viajecito de media distancia por autovía / autopista de vez en cuando para irle cogiendo tono al coche. En estas condiciones, es más fácil conducir, pero aprendes muchísimo de cara a la experiencia en otras circunstancias de tráfico, como la ciudad o carreteras normales. ¡Cuidado con los adelantamientos en carretera convencional. Debes saber exactamente qué llevas entre manos y cuáles son tus posibilidades. Si no lo tienes claro, no adelantes, puesto que ésta es una de las maniobras más complejas y delicadas. Es preferible llevar un camión delante durante unos kilómetros que ir a bordo de un Mercedes con chófer en posición horizontal camino del cementerio.

¡Felices vacaciones veraniegas a tod@s y mucha precaución ahí fuera!.

Los mejores 5 consejos para ahorrar en el coche.

publicado en: Consejos | 0

Estamos en periodo estival y eso significa desplazamientos cortos, viajes largos y movimiento más allá de lo normal con nuestro vehículo. En estos tiempos no viene nada mal tener en cuenta unos cuantos consejos para mejorar los consumos de nuestro coche y así tener unos cuantos euros más en el bolsillo tras el verano. Ahí van los cinco principales, desde mi punto de vista:

  1. El coche a punto. Ese es uno de los motivos por el que nuestro coche puede consumir mucho más, la falta de cuidados y la puesta a punto con las revisiones periódicas que hay que hacerle. ¿Nosotros vamos al médico de vez en cuando para que nos revise la salud?. Pues lo mismo con los coches. Escatimar en este concepto puede elevar nuestros costes a niveles incalculables. Hablo del aceite, los filtros, el escape, la batería… ¡Todo en orden si queremos tener consumos ajustados!.
  2. Conduzcamos siempre en carretera en marchas lo más largas posibles. Si nuestro vehículo está dotado de seis, no vayamos en quinta. Hay que tratar de revolucionar el motor en su justa medida. Los acelerones y los frenazos no ayudan en nada a reducir el consumo.
  3. Prueba a viajar a primera hora de la mañana o a última de la noche. A estas horas viaja mucha menos gente, lo que proporciona una mayor fluidez de tráfico, con ausencia de retenciones y, por tanto, mayor eficiencia a la hora de conducir.
  4. No cargues el coche de manera compulsiva. El peso penaliza en exceso el consumo, así que si vas a irte de vacaciones con tu hijo/a y tu mujer/marido/pareja, no metas en el maletero cuatro maletas, siete bolsos, tres carritos de bebé, dos bicicletas y cuatro tablas de surf. Trata de ser comedido en esto y lleva lo que necesites y poco más.
  5. Por último, intenta ir con las ventanillas subidas, sobre todo en carretera, aunque esto es válido también para la ciudad. El aire acondicionado eleva el consumo, pero no tanto como las ventanillas bajadas. Además, puedes refrescar el coche (si no hay mucha temperatura fuera) con el sistema de circulación forzada de aire del coche o el ventilador.
OPERACIÓN SALIDA

Ahí tienes los consejos más adecuados, desde mi humilde opinión, para mantener el consumo a raya. Otro consejo podría ser el de circular a velocidades adecuadas, sin hundir el pie en el acelerador, pero ese punto lo considero tan obvio, que lo he suprimido de los cinco principales.

 

Sillas para los más pequeños. Vitales para salvar vidas.

publicado en: Consejos | 0
SILLA BEBÉ

En las fechas en las que estamos, no es extraño que haya millones de desplazamientos por nuestras carreteras. Los que tenemos hijos, sabemos muy bien cuál es el riesgo que entraña una mala sujección de la sillita, un mal anclaje del dispositivo retenedor o la adopcción de una mala postura por parte del pequeño. Un alto porcentaje de niños de hasta 14 años, fallecen o se lesionan de manera grave en accidentes por no llevar un dispositivo adecuado a sus características o llevarlo mal aplicado. Seguidamente, os paso un PDF publicado por la DGT en el que se nos enseña perfectamente cuáles son las medidas que hay que adoptar para la protección de nuestros hijos en el coche. Es muy conveniente que lo leáis puesto que la diferencia entre el conocimiento y la ignorancia, en este caso, puede suponer incluso la vida de nuestro pequeño. LaSillaQueCuida.

También os dejo el estudio del RACE junto a una Marca de dispositivos de retención infantil, para que observéis el vídeo enlazado y comprendáis cuáles son los riesgos que corremos cuando no ubicamos a nuestros hijos en los dispositivos adecuados. ¡Prestad atención, porque es importante que todo el mundo se conciencie adecuadamente!. Lo dicho; sillas para los más pequeños. Vitales para salvar vidas.

Cadenas. Aunque ahora es verano, conviene ir aprendiendo a ponerlas.

publicado en: Consejos | 0
COLOCACIÓN DE CADENAS

Cadenas. Un verdadero suplicio a la hora de tener que enfrentarnos a ellas. Y es que son pocos los conductores que sabrían colocar correctamente las cadenas en los neumáticos de sus coches. Según determinados estudios, la cifra se elevaría hasta el 60 % de usuarios ignorantes de este procedimiento. No viene nada mal echar un vistazo de vez en cuando a los artículos que nos dan información al respecto. Tampoco está de más observar algún que otro vídeo donde nos expliquen el montaje y uso de las cadenas.

Aunque ahora es verano, conviene ir aprendiendo a ponerlas y nunca está de más echarle un vistazo a este vídeo que nos proporciona la RACE para tener más claro cómo se montan las cadenas en caso de nevada copiosa. Dentro de tres meses, más o menos, y dependiendo de la localidad por la que nos desplacemos, tendremos la oportunidad de poner en práctica los consejos que se explican de manera brillante en el vídeo. ¡Que lo disfrutéis!.

¿Elijo cambio manual o automático?.

publicado en: Consejos | 2
CAMBIO DSG VOLKSWAGEN GOLF

La opción de poner cambio automático en el coche depende mucho de nuestro criterio a la hora de conducir. Son casi todo ventajas las que ofrecen este tipo de sistemas. Facilidad de conducción, suavidad, confort, eliminan las malas prácticas del uso indebido del embrague y además, no se calan. Respecto al tan traído y llevado tema del arranque en pendiente, ya no aportan un valor añadido debido al sistema «Hold Assist» que se ofrece en casi todos los manuales, el cual, permite el arranque en cuesta sin que se nos vaya el coche para atrás. No obstante, tenemos que tener en cuenta que un cambio automático puede resultar más caro si se avería.

Los tipos que existen son los siguientes:

  • De convertidor de par: son buenos pero a mi juicio, obsoletos. Aún siguen ofreciendo consumos superiores a los de una caja manual, aunque ya se están acercando mucho a los consumos de estas últimas.
  • Robotizados: los suele usar el Grupo PSA en los Citroën y Peugeot. Tienden a la brusquedad y no están tan conseguidos como sus competidores. Además, requieren de cierto grado de acomodamiento por parte del conductor.
  • De doble embrague: para mí, los mejores. Son los que montan marcas tan afamadas como Volkswagen con su DSG o Porsche con su PDK. Son suaves, intuitivos, rápidos y gastan lo mismo que uno manual.
  • De variador continuo (CVT): suelen ser los preferidos de los japoneses. Los usan Toyota y Lexus y, a mi juicio, son bastante buenos, aunque incómodos por la excesiva rumorosidad que trasladan en aceleraciones fuertes al interior del habitáculo. Además, las relaciones en estos coches tienden a infinito, con lo que el realismo a la hora de engranar marchas no es muy natural, que digamos. Son similares a los que montan los scooter.
LEXUS CT 200h CAMBIO CVT

De todas formas, cualquiera de estas soluciones, desde mi punto de vista, son mejores que los ya obsoletos cambios manuales. Permiten accionar el cambio de manera secuencial manualmente, lo cual, los convierte en perfectos para todo aquel conductor al que le guste disfrutar de la experiencia de «pilotar» un coche, como es mi caso. Además, en según qué modelos, se ofrecen levas tras el volante que convierten la experiencia en algo parecido a la conducción de un fórmula 1, salvando las distancias. ¡Tuya es, por tanto, la decisión!. Este elemento, para mí es, si no imprescindible, muy recomendable en un coche moderno.

Lo dicho. Todo dependerá del punto de vista del usuario final. Casi todo son ventajas. Ahora bien; la inclusión de este tipo de transmisión en nuestro coche, nos puede costar del orden de 1.500 a 4.000 €, dependiendo del modelo al que se lo implementemos, lo cual es para pensárselo.

 

¿Qué hacer en caso de aquaplaning?.

publicado en: Consejos | 4

Si has conducido bastante en condiciones climatológicas adversas, te habrás encontrado alguna vez con la desagradable experiencia de sufrir un aquaplaning, o, por lo menos, el inicio de uno. Esta peligrosa situación, se produce cuando los neumáticos del coche no son capaces de evacuar la cantidad de agua que los atraviesa cuando nos precipitamos a un gran charco a mayor velocidad de la adecuada. ¿Qué tengo que hacer para que no me ocurra lo mismo que a estos conductores?.

  1. Si te encuentras con que te has metido literalmente en un charco enorme y el coche te patina, sintiendo sensación de flotación en la dirección, te comunico que estás haciendo aquaplaning. Lo primero que hay que hacer es mantener la calma. El aquaplaning dura, en condiciones normales, de 1 a 4 segundos más o menos. Manteniendo la calma y siguiendo los siguientes consejos, saldrás de él sin un rasguño.
  2. Mantendremos el volante sujeto con decisión en la posición que teníamos antes de entrar en el charco, tanto si vamos en línea recta, como si estamos en una curva. Nunca gires violentamente el volante porque no atenderá la petición; recuerda que te has quedado sin dirección por unos instantes.
  3. Si te coge en una curva, ¡cuidado con girar la dirección!. Hay que seguir la misma trazada corrigiendo levemente si hace falta.
  4. Los pedales, ni tocarlos. Lo mejor para enfrentarse a este fenómeno es anticiparlo entrando a la menor velocidad posible, intentando advertir al resto de los usuarios de su presencia, si es posible. Si te lo has comido ya a alta velocidad, el freno, el acelerador y el embrague sólo están de adorno. ¡Ni los toques!. Saldrás enseguida del charco y podrás hacer uso de ellos, ya con tracción.
  5. Tanto en recta como en curva, hay que tener especial atención a la entrada del gran charco, como a la salida. Al quedarse el coche sin dirección y tracción, podríamos mover sin querer ligeramente el volante, con lo que, inadvertidamente, podríamos haber creado un giro que SÍ va a producirse en cuanto el coche recupere la tracción, por lo que podemos encontrarnos con la desagradable presencia de un inesperado sobreviraje (el eje trasero del coche patina). Este fenómeno se corrige girando el volante hacia el mismo lado hacia el que derrapa el coche, todo lo contrario de lo que hay que hacer si el coche subvira (se va de morro).

La mejor forma de evitar sustos, es la prevención. Así que la próxima vez que veas un gran charco producido por grandes lluvias, tormentas u otra causa cualquiera delante de tu coche, lo mejor es que reduzcas la velocidad y estés atento un punto más de lo que lo estás cuando hace «sol y moscas».*

* «Sol y moscas»: Expresión muy utilizada por los pilotos en el mundo de la aviación para referirse a un día soleado y con buena visibilidad.

¿Qué compacto compro entre 18.000 € y 25.000 €?.

publicado en: Consejos | 0

¿Qué compacto compro entre 18.000 € y 25.000 €?. El segmento de los compactos, es el más disputado entre las marcas, por su comodidad de uso en ciudad y su polivalencia para viajar por carretera con todas las garantías.

En este artículo, voy a tratar de aconsejar, según mi experiencia, qué coche comprar en este rango de precios. Ya sabemos que todo depende mucho de las campañas que ofrezcan en cada momento los concesionarios, pero, por aproximación, más o menos me voy a ceñir a los modelos más destacados en el intervalo de precio marcado. ¡Empezamos!.

  • Volkswagen Golf TSI: este coche lo probé en cuanto salió al mercado en su séptima edición. Tiene a sus espaldas el éxito de más de 40 años cosechando adeptos, en algunos casos, incondicionales. Y nos es para menos, porque el Golf VII mejora a todos sus precursores en casi todos los aspectos, si no en todos. Los puristas, dicen que es menos deportivo que antes. Que ofrece menos sensaciones al volante. He tenido la suerte de probar varios Golf de distintas generaciones y puede que estén en lo cierto, pero este Golf es, sin lugar a dudas, el mejor trabajo que ha hecho la Marca alemana en toda su historia por realizar un producto redondo a todas luces. Empezando por el confort que aporta, nunca antes visto, siguiendo por su atractivo innato y sus soluciones en el plano de la seguridad y de la tecnología y acabando por su magnífico «saber estar» sobre el asfalto, para mí es la mejor opción entre sus competidores. Ya son varias las veces que he hablado en este blog del segmento «Premium», aunque prometo profundizar en el concepto de manera más incisiva. Este vehículo, desde mi punto de vista, forma parte del segmento, sin ninguna duda. ¿Por qué?. Pues me voy a explicar. El nivel de acabados, está a la altura de los mejores de su categoría, las soluciones técnicas que lleva de serie o que puede incorporar opcionalmente, no pertenecen a un segmento inferior y la calidad con la que rueda, es propia de un segmento superior al que se atribuye este coche por Marca. Es cierto que su hermano de Grupo perteneciente por estirpe a lo más alto del olimpo de los dioses, el de los cuatro aros, ofrece su A3, que presenta los mejores acabados del grupo, pero esto encarece el precio considerablemente, lo cual se puede ver como una inversión o como una frivolidad, dependiendo del prisma desde el que se observe. Lo cierto es que el Golf me parece el más equilibrado de todos. Con su motor TSI de gasolina de 150 CV, esta versión es un prodigio de suavidad y de marcha confortable y segura. Creo que aglutina todas las características que cualquier usuario puede buscar en un compacto de categoría, sin tener que desembolsar enormes cantidades de dinero. De hecho, la versión Sport viene equipada de manera soberbia, pero añadiendo las cuatro puertas, los faros bixenón direccionales, la cámara trasera y algún que otro «gatget» interesante, puede salirnos por esos 25.000 € aproximadamente incluyendo la campaña mensual de rigor. Me parece un precio más que razonable por lo que ofrece. Su casi perfecto silencio de marcha (esto es algo que tengo yo muy en cuenta a la hora de elegir un coche), su pisar el asfalto con absoluta seguridad y rotundidad, su gran calidad de acabados, su buen equipamiento de serie, sus elementos de seguridad activa y pasiva de última generación y sus prestaciones más que suficientes, lo convierten en un candidato de lo más acertado. Elijo para la comparativa el modelo de gasolina que me parece más lógico. Si lo que se busca es una versión diésel, una motorización de 105 CV, para mí, será suficiente, rondando más o menos el mismo precio. Eso sí, en este caso, la suavidad decae en beneficio de un menor consumo, ya sabemos…

    VOLKSWAGEN GOLF INT
    VOLKSWAGEN GOLF EXT LATERAL
  • Audi A3 1.4 TFSI: Esta es la versión que yo elijo para equiparar un poco el precio, porque si nos vamos a la misma motorización que comparte con el VW, se nos fue cualquier opción de entrar en precio. Así que con sus 125 CV de potencia, que no es poco, este Audi se nos muestra como el mejor acabado del grupo. Muy suave en su rodar y un prodigio de equilibrio entre confort y prestaciones. El problema es que «pelado» de equipamiento, empezamos a hablar de casi 27.000 €. Con alguna campañita que ayude, podríamos meterlo a calzador, pero a poco que añadamos (y eso hay que hacerlo aunque sea para ponerle unas llantitas decentes y alguna que otra cosita más), ya nos hemos pasado a los 30.000 €. Eso por no hablar de que se trata de un compacto de 3 puertas. Si nos vamos al Sportback, como decía aquel, ¡adiós Madrid, nos quedamos sin gente!. Así que para esta comparación, aunque es un coche estupendo, se nos va de precio. Ya lo incluiré en alguna otra comparativa donde dispongamos de algo más de dinero.
AUDI A3 INT
  • Volvo V40 D3: Volvo suele ser una Marca que hace campañas muy atractivas en sus modelos. He puesto este coche en tercer lugar, porque también me parece un prodigio del segmento. En este caso, sería diésel, porque los modelos de gasolina que aporta Volvo para su compacto, se van por encima de los 28.000 € de tarifa, empezando la potencia del «menos capaz» en nada menos que 180 CV, motivo éste que descarta al sueco por superar ampliamente las capacidades de sus rivales. Sin embargo, el modelo diésel D3 de 150 CV que yo he probado, es una maravilla y podemos conseguirlo, en su versión básica, por ese entorno de los 25.000 €. Si lo equipamos, como el Golf, nos podemos ir muy por encima de los 30.000 €. así que también lo dejamos para mejor ocasión, a no ser que el futuro comprador lo quiera en su configuración base, cosa que yo no aconsejo jamás.
    VOLVO V40 FRONT.

Del Mercedes Clase A, mejor ni hablamos, aunque se trata de un gran compacto, el precio por el que nos puede salir la broma se va seguro más allá de los 30.000 € sin despeinarse mucho.

Otro gran compacto a tener en cuenta sería el BMW Serie 1. A igualdad de motor y equipamiento, más de lo mismo que con Mercedes, por lo que lo dejamos para usuarios más pudientes.

Otro vehículo que me gusta y que he probado también, sería el Lexus CT 200h, pero éste se configura como un coche más exclusivo que el Golf en cuanto a equipamiento y prestancia y su andar no me convence en absoluto dado que su motor híbrido no es muy alegre, que digamos y su cambio automático de variador continuo no ayuda tampoco a que el coche se mueva con el vigor esperado. Ciertamente fue muy anodina la prueba que le hice, aunque he de reconocer que ahí dentro vas como un Rey, rodeado de lujos y de exquisiteces propias de la Marca japonesa. También es cierto que para disfrutar de tan amplio equipamiento nos vamos por encima de los 32.000 €, por lo que tampoco vale. Como consejo para Lexus, deberían ponerle unos pocos más de «jacos» a ese gran compacto tranquilo y sosegado en exceso, siempre a mi juicio.

PEUGEOT 308 INT
LEXUS CT 200H INT

¿Qué nos queda entonces?. Pues la competencia que está en un escalón por debajo en la famosa jerarquía que impera en el mundo del automóvil. Con todo, el Opel Astra es un coche que a mí me encanta por diseño, equipamiento y confort. No está tan bien acabado como sus competidores «Premium», pero el precio aquí acompaña, como es lógico. Por un desembolso de poco más de 21.000 €, podemos hacernos con un precioso Astra con motor 1.4 Turbo de gasolina de 140 CV en su versión «Excellence» que viene equipada de ensueño y aún, con las buenas campañas que hace Opel, podemos cargarlo con elementos tan interesantes como el Navegador IntelliLink 950 o los fantásticos faros AFL dentro del pack denominado por Opel «Premium Europa» sin gastarnos un euro más. ¡Es para pensárselo!.

Otra opción más que interesante, sería el Peugeot 308, el cual hace gala de un trato exquisito a sus pasajeros por calidad de rodadura y confort, un equipamiento muy bueno y un diseño precioso. En su versión «Allure», viene equipado de maravilla y con su motor 1.6 THP, que rinde 155 CV, tenemos prestaciones para rato. Si lo cargamos aún con más equipamiento (es una debilidad que tengo, lo siento) nos podemos hacer con un auténtico compacto de lujo, potente y alrededor del precio marcado como máximo en el post.

Otro francés interesante podría ser el Renault Megane Berlina Bose Energy TCE de 130 CV. Por algo más de 19.000 € tenemos un coche muy bien equipado que tiene un aspecto muy logrado y que se puede equipar hasta las trancas sin llegar a pasar de los 22.000 € aproximadamente. Esto implica que sería el más económico de la muestra.  Para mi desgracia, no lo he probado nunca, así que no puedo opinar de primera mano. Trataré de hacerme con uno en breve y ya os contaré cómo anda.

Las opciones coreanas no son en absoluto descartables. El Hyundai I30, que estéticamente me encanta, en su versión 1.6 GDI de 135 CV, podría ser una opción muy razonable, pero tampoco la he probado, así que, lo mismo que para el Renault. Los modelos equivalente de marcas como Kia o Mazda no los conozco al igual que estos dos porque no los he probado nunca. En el caso del Mazda 3, puedo decir que me llama muchísimo la atención su nuevo aspecto. Ya os contaré cuando pueda subirme a uno.

HYUNDAI I30 EXT

Para terminar, ¿cuál es mi opción entre todos a falta de probar alguno que otro?. Para mí el Golf está en lo más alto y si negociamos bien su precio, podemos llevarnos una auténtica maravilla de la tecnología alemana más vanguardista y bien hecha. Comodidad, seguridad, prestigio de quien se lo ha ganado a pulso y gran dinámica a través de un chasis perfectamente resuelto, son sus credenciales. Yo me quedo con el Golf por méritos propios. ¿Y tú?.

¿Qué urbano me compro entre 10.000 € y 12.000 €?.

publicado en: Consejos | 0

¿Qué urbano me compro entre 10.000 € y 12.000 €?. Cuando queremos adquirir un coche de estas características, normalmente estamos pensando en un coche manejable y de dimensiones muy contenidas para callejear y aparcar sin problemas por la ciudad.

En el espacio contenido entre los precios señalados en el título, hay unas cuantas alternativas para elegir. Yo me voy a referir a las tres posibilidades más atractivas, desde mi punto de vista, para no hacer el post eterno, aunque señalaré de soslayo algunas más.

  • Hyundai I10: Dentro de la categoría que analizo en este post, entiendo que es una de las mejores opciones por considerar. Se trata de un coche de nueva factura que está en el entorno de los 3,60 mts. y que, por tanto, es de los más grandes entre el catálogo de coches que podemos adquirir. Hay coches más pequeños que yo no voy a valorar aquí porque me parecen muy poco prácticos, aunque hay mucha gente a la que les sobra con ellos. Me refiero a coches que miden  en torno a los 3 mts. de longitud, que carecen prácticamente de maletero y cuyas plazas traseras son testimoniales, como el Toyota IQ. El Hyundai I10 es un coche urbano que nos va a permitir, de entrada, llevar cinco puertas, lo que se agradece a la hora de acceder a su interior para sentarse en la parte de atrás. Su maletero cubica 255 L, lo cual, para el tamaño que tiene el coche, no está mal. Se presenta con dos motorizaciones de gasolina, una que rinde 69 CV y otra 85 CV. La diferencia de precio entre ellas, no justifica en ningún caso la compra del modelo menos vitaminado (900 € aproximadamente). Además, el modelo de 85 CV, tiene el acabado «Comfort», que ya implica un mayor equipamiento respecto al de 69 CV. Su motor es suave y bastante silencioso. Es un coche que sirve para «trastear» por la ciudad y poco más. Este tipo de automóviles son bastante complicados de llevar en carretera si el trazado de ésta no es llano completamente y eso, en España, como que no… El coche tiene un tamaño interior bueno para sus dimensiones y el equipamiento es sencillo, típico en esta categoría de coches «mini». Por menos de 12.000 €, podemos llevarnos un auténtico urbanita de calidad con unas prestaciones y comodidades decentes.
HYUNDAI I10 INT
urbano
HYUNDAI I10 EXT

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Citroën C1: este coche lo he conducido muchas veces porque lo tiene mi hermana. Se trata de un pequeño modelo de la Marca del chevron que mide 3,44 mts. por lo que es sensiblemente más corto que el modelo coreano. Sólo admite un motor de gasolina de 3 cilindros , 1,0 L de cubicaje y 68 CV y éste es, a mi juicio, muy ruidoso. Además, le cuesta abordar el más mínimo repecho. Su maletero tiene 139 L de volumen, lo cual no es gran cosa y sirve para ubicar una pequeña compra en el súper. Los acabados no están a un buen nivel y los plásticos son de mala calidad. Su cometido es el de circular por ciudad y para eso, sobra coche, pero sacarlo a carretera no es lo más recomendable, a no ser que sea para desplazarse pocos kilómetros y en terreno llano.
    CITROEN C1 INT
    CITROËN C1 EXT

 

 

 

 

 

 

 

  • 3. Peugeot 107: Un modelo similar a los otros, con 3,43 mts. de longitud. También se puede adquirir con carrocería de tres puertas, pero el que nos interesa aquí es el de cinco. Tiene un interior amplio para su tamaño. Su motor es de 1,0 L y alcanza los 68 CV, igual que su competidor también francés. Se puede escoger entre dos niveles de equipamiento, el «Active» y el «Envy». Los consumos son muy bajos, como en el resto de sus competidores, con una media de 4,3 L a los 100 Km. Son motores de 3 cilindros que persiguen consumos parcos, sobre todo teniendo en cuenta las circunstancias en las que se van a desenvolver, ciudades, principalmente.
    PEUGEOT 107 INT
    PEUGEOT 107 EXT

Otras alternativas son, a mi modo de ver, menos recomendables. Destaco, por ejemplo, la opción de Fíat 500, para mí, demasiado caro para lo que ofrece aunque, posiblemente, sea el más «exclusivo» de todos, o eso es lo que pretende vender la Marca.

Otra opción posible es el Volkswagen Up, que básicamente es el mismo coche que el Seat Mii o el Skoda Citigo. El Up podría considerarse probablemente el mejor acabado de todos y el que ofrece las mayores posibilidades de equipamiento, pero eso hay que pagarlo y nos hemos propuesto ser austeros con el gasto en esta comparativa.

VOLKSWAGEN UP FRONTAL
KIA PICANTO EXT

Hay otros muchos, que pueden ser más baratos, tener mayor motorización o ser estéticamente más agraciados, pero, en conjunto, yo me quedo cualquiera de estos tres, dando preferencia al Hyundai por representar, a mi juicio, la mejor alternativa de todas por motor, calidad, comodidad y precio. Además, el I10 ofrece 5 años de garantía sin límite de kilometraje, complemento éste que no ofrece ninguno de sus competidores, salvo, que yo sepa, el Kia Picanto que ofrece 7 años, también con 5 puertas y un motor de 1,0 L de 69 CV. Este último no lo he valorado aquí, aunque es una alternativa muy buena a los expuestos. Tanto el Hyundai como el Kia no pueden montar, ni siquiera en opción, un sistema de control de estabilidad, lo cual no es una buena noticia para ambas marcas, pero a estos niveles, tampoco considero yo que sea imprescindible su inclusión ya que no es de esperar que circulen por carretera la mayor parte de las veces. Citroën y Peugeot sí admiten como opción montar ESP.

La elección es tuya. Si yo tuviera en el bolsillo entre 10.000 y 12.000 € para comprar un cochecito de estos, me iría de cabeza al Hyundai. Si no existiera el Hyundai, ya no lo tendría tan claro, aunque probablemente me decidiera por el Citroën o el Peugeot. No obstante, al final pesaría mucho la campaña del concesionario, ya que, de una Marca podríamos sacar mejor equipado un coche que, en principio era más caro que otro, por menos euros. A la hora de comprar un coche, hay que patear mucho concesionario para sacar el mayor rendimiento a nuestro dinero. De todas formas, mantengo lo dicho por los motivos ya expuestos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Alquilar un coche. ¿Qué hay que tener en cuenta?.

publicado en: Consejos | 0
EMPRESAS DE ALQUILER DE VEHÍCULOS

Alquilar un coche es una de las actividades que más se usan por los particulares, sobre todo a la hora de las vacaciones o del traslado por la razón que sea de localidad.

Pero ¡cuidado!. A continuación voy a listar una serie de consejos que hay que tener muy en cuenta a la hora de formalizar un contrato de alquiler con una de las compañías del sector:

  1. Ponernos en contacto con la compañía de alquileres: esto se puede hacer a través de teléfono, Internet o presentándonos en la oficina física. Normalmente, los precios son inferiores si se tramitan por Internet. Hay muchas campañas de descuento, con bonos o cupones, que nos ahorrarán unos buenos euros en caso de acogernos en tiempo y forma a ellas. El secreto para sacar un buen precio, suele pasar por reservar con bastante antelación.
  2. Edad del conductor: las compañías en este punto se cubren bastante con los conductores recién estrenados. La mayoría de las compañías exigen 21 años y 1 de carné para poder tocar el coche sin meterte en un problema. Pero hay restricciones mayores según el modelo de que se trate, pudiéndote pedir edades mucho mayores de acceso y experiencias más abultadas.
  3. Las multas, las pagas tú: y nadie más que tú. Si un radar te «caza» a 210 Km/h, la multa la pagas tú, puesto que la compañía pondrá tus datos a disposición de la Autoridad competente para que te encuentren de inmediato.
  4. Las opciones son caras: y las pagas a razón de uso por día. Es decir, que si añades al coche un navegador, por ejemplo, y vas a tener el coche 7 días, pagarás a razón de una cantidad (en torno a los 10 €) diaria por llevarlo. Es caro, sí, pero si lo necesitas o te mola, ya sabes.
  5. El depósito se entrega lleno: porque ellos te lo suelen entregar lleno y si les haces trabajar cuando devuelvas el coche obligándoles a cargarlo de combustible, te lo cobrarán bien cobrado, así que no pierdes nada por llenarlo de camino a la compañía.
  6. Devuelve el coche, al menos, decentemente limpio: el coche no es tuyo, pero no seas guarro/a y devuelve el coche en condiciones normales y razonables de limpieza. No te digo que lo laves en el túnel, a manguera o a mano, pero no lo ensucies más de lo que el uso normal implica, porque te pueden cobrar también por ello en casos extremos.
  7. Seguro y sus riesgos: en este punto hay que prestar especial atención, ya que los seguros que se ofrecen con el precio básico llevan franquicias, con lo que si tienes un percance, pagarás tú el importe inicial (valor de la franquicia). Además, si no te curas en salud llamando a la Policía y a la compañía de inmediato, te puedes encontrar con la desagradable sorpresa de que tengas que hacerte cargo tú del incidente, aún habiendo suscrito una póliza de seguro completa. Normalmente no se incluye entre las coberturas la de robo, por lo que deberás informarte si quieres contratarla, aunque el precio se irá disparando poco a poco a base de añadidos que, deberían incluirse en el precio inicial, desde mi humilde opinión.
  8. El pago: se realizará mediante tarjeta de débito o crédito. En algunas compañías, sólo admiten las de crédito. Te cargarán el importe contratado, más una retención por el importe que determinen (normalmente entre 100 y 200 €) para hacer frente a posibles contratiempos, como que les devuelvas el coche vacío de combustible, etc. Una vez verificado que todo está en orden por la empresa, procederán a desbloquearte la cantidad que retuvieron sin más trámite. Ten en cuenta que hay lugares de recogida en los que la tarifa es muy superior a la normal. Este es el caso de los aeropuertos, principalmente; y es que el mismo coche te puede salir en torno a un 30% más caro si lo retiras en estas instalaciones que si lo vas a buscar a cualquier otro punto de la ciudad.
  9. ¡Yo quería un Citroën C5…!: y me han entregado un Ford Mondeo. No pasa nada. Esto entra dentro de la normalidad en el sector. Lo que no podría ser es que hayas reservado un C5 y te entreguen un Seat Panda. Las compañías de alquiler de coches funcionan de una manera muy dinámica y muchas veces no les es posible entregarte exactamente el mismo modelo de coche que contrataste. En este caso, deberán darte uno de la misma categoría o, en su ausencia, uno de SUPERIOR categoría. Si te dan uno inferior porque no tienen tampoco coches de mayor categoría, entonces te tienen que compensar de alguna forma, bajándote el precio por día, incluyéndote algún elemento opcional o de seguro no incluido en un principio, etc.

¿Ya te has apuntado bien todos estos consejos?. Pues ¡feliz alquiler a todos!.

 

 

 

 

 

 

 

 

¡Ya me di el tortazo!. ¿Cómo relleno el parte?.

publicado en: Consejos | 0

¡Ya me di el tortazo!. ¿Cómo relleno el parte?. A diario se producen en España cientos de pequeños o no tan pequeños choques entre vehículos que circulan por nuestras calles, carreteras, glorietas, etc. donde la única consecuencia es de orden material. Para accidentes con víctimas, el procedimiento pasa siempre por un atestado policial, con independencia de que hagamos el amistoso o no en tales circunstancias.

Es tanta la densidad, en ocasiones, de automóviles, que si no hay muchos más accidentes, es porque Dios es grande, como se suele decir.

PARTE AMISTOSO DE ACCIDENTE

Una vez hemos tenido el accidente, bien haya sido por nuestra culpa o por la de un tercero, debemos proceder a la formalización de un parte amistoso, siempre que sea posible, claro. Es más que recomendable hacerlo para evitar futuros problemas, ya que en ese documento aparecen las circunstancias que acaecieron en el suceso y va firmado por ambas partes (si es que hay acuerdo en las interpretaciones, claro). Hay que señalar, que el hecho de firmar ese parte, IMPLICA CONFORMIDAD, pero por numerosas causas, como pueden ser el estado de nervios, la confusión del momento, etc, el firmar el parte señalando la conformidad no tiene el efecto de una Sentencia judicial en absoluto, con lo que, tras su entrega en la compañía aseguradora, pueden darse modificaciones de testimonios, recordando nuevas cosas que en el momento del incidente no se tuvieron en cuenta, etc.

Los consejos más importantes a la hora de enfrentarte a una situación como ésta, podrían ser los siguientes:

  1. Si hay acuerdo en cómo se han producido los hechos, se rellena el parte completo y se firma por ambos implicados. Si no estamos de acuerdo, debemos llamar a la Policía Local (en ciudad o localidades donde exista este Cuerpo) o a la Guardia Civil de Tráfico si el incidente se ha producido en una vía interurbana. La Policía terminará con la discusión al hacer acto de presencia, ya que sus agentes cuentan con la presunción de veracidad en sus declaraciones mientras estén en el ejercicio de sus funciones. En caso de no saber rellenar todo o parte del documento amistoso, los agentes de la Autoridad procederán a realizarlo.
  2. Rellena todos los datos en mayúsculas y verifica los documentos de los implicados. Anota siempre la matrícula del otro vehículo. Cuantos más datos y más exactitud en los mismos, mejor para todos. Te ahorrarás posteriores interpretaciones o puntos de vista que, a buen seguro, ya no te serán favorables si fuiste tú el afectado por la conducta del otro. Pon atención especial en la columna central del parte. Es la más importante de todo el documento. Si hay más vehículos implicados, se anotarán sus datos en la parte de atrás del documento, ya que éste está configurado solamente para dos actores.
  3. Para realizar el croquis o dibujo explicativo, no hace falta ser Picasso, pero hay que tratar de reproducir con exactitud lo que ha pasado, apoyándote en el uso de flechas con indicaciones de dirección para más claridad.
  4. Hay tasadas hasta 17 circunstancias posibles en la producción del accidente, como por ejemplo, «daba marcha atrás», «giraba a la izquierda», «entraba en una plaza de sentido giratorio», por poner tres ejemplos de los que hay previstos. Si no identificas ninguna de las 17 en el caso que te afecta, deja ese cuadro central en blanco y anota en «observaciones» lo que pasó.
  5. Si puedes hacer fotos, no lo dudes. Son buenos apoyos a las compañías y te evitarán más de un dolor de cabeza en el caso de que tu contrario no sea muy honrado.
  6. No te demores. Tienes un plazo de 7 días para entregar el parte en tu compañía aseguradora. Una vez firmado el parte, ya no es posible añadir nada porque es autocopiativo y cada implicado se llevará su copia, así que tómate tu tiempo para hacerlo, que más vale estar seguro de lo que se pone, que estar lamentando luego las prisas del momento. Si no lo tienes claro, insisto, llama a la Policía y no te compliques la vida.

Ya te has dado el tortazo y eso no tiene vuelta atrás. Ahora, con calma, rellena ese parte y no generes un problema añadido por no prestar atención.