Lun. Oct 25th, 2021

    ¡Dejadme solo!, es lo que podría decir un Tesla Model S si pudiera charlar como un humano gracias al Autopilot. Los Tesla Model S podrán circular y aparcar por sí mismos a partir de la actualización del software a la versión 7.0, lo que añadido al paquete de ayudas a la conducción implementadas, hará que Autopilot mueva el coche de manera autónoma con absoluta solvencia. El radar y la cámara de alta definición frontales, harán el resto junto a doce sensores ultrasónicos y asistencias eléctricas de la dirección y la frenada. El paquete Autopilot se puede adquirir en EE.UU por la módica cantidad de 3.000 $.

    AUTOPILOT
    ELON MUSK JUNTO AL TESLA MODEL S

    Pero centrándonos en el sistema hay que decir que se trata de toda una intención para que a corto plazo los coches funcionen de manera totalmente autónoma sin intervención humana, cosa que en la actualidad, las legislaciones impiden aún cuando la tecnología ya hace posible este tipo de conducción. Autopilot es capaz de  mantener el carril y la velocidad, de girar por sí mismo, de adelantar y de aparcar sin que medie la intervención humana en ningún caso. No obstante y debido a lo comentado anteriormente, el director de Tesla, Elon Musk, advirtió en su presentación que el conductor deberá permanecer atento al volante en todo momento, ya que en caso de accidente, será el único responsable. Autopilot permite en todo momento al conductor tomar el control del coche para esas posibles adversidades que quizás no estén depuradas al 100%. El sistema está aún en prueba, por lo que se aconseja no despistarse con él. De hecho, en el momento en que el conductor retira su mano del volante, aparece en el cuadro una alerta luminosa que le indica que vuelva a cogerlo. En caso de complicaciones, la alerta se convierte en sonora. Si en este momento el conductor no coge el volante, el coche se detiene automáticamente.

    AUTOPILOT
    AUTOPILOT TESLA MODEL S

    Yo he tenido ya la oportunidad de conducir un TT con un avanzado sistema de control de crucero adaptativo, que, al fin y al cabo, puede mantener el coche en su carril en carretera, girar levemente en curvas de gran radio en autopista y circular en atascos frenando y retomando la marcha, por lo que ya he podido saborear de alguna manera eso de la conducción autónoma. No obstante, habrá que esperar un poco más para que el sistema te lleve sin tocar el volante y ningún pedal a distancias considerables. Se prevé que esto pueda ser posible, si la legislación lo permite, dentro de dos o tres años aproximadamente.

    Lo cierto es que, con esta versión 7.0 del nuevo software, el Tesla Model S es capaz de cambiar de carril, esquivar obstáculos que aparezcan alrededor del vehículo y aparcar en paralelo, ya sin necesidad de controlar el pedal del freno y del acelerador. El siguiente vídeo muestra perfectamente cómo Autopilot se abre camino en el tráfico a base de ondas. ¡Nada escapa a su control».

    Fuera de la ciudad, el llamado por Tesla «Autosteer», tiene la misión de mantener el coche en el mismo carril y variar el ritmo dependiendo de cómo avance el tráfico, más o menos lo que he comentado más arriba que experimenté yo en el Volvo XC90. De todas formas, aún estamos hablando de una fase beta en este sistema, advirtiéndose siempre desde la Compañía, que el último responsable en caso de incidente, es el conductor. Esta advertencia, aparte de dar la sensación de que el Sr. Elon Musk se preocupa por la salud y el bienestar de los clientes, viene a significar realmente que, en caso de que un conductor, confiado en la alta tecnología, deje de intervenir en caso de complicaciones, Tesla no asumirá la culpa.

    AUTOPILOT
    TESLA MODEL S EXTERIOR LATERAL

    En este punto, el Sr. Musk incide en que Autopilot es un piloto automático como el de los aviones, por lo que, al igual que en estos, el piloto es el único responsable de lo que suceda a bordo aunque el piloto automático esté activado en ese momento.

    Échale un vistazo a este vídeo para que puedas entender definitivamente lo que es capaz de ofrecer la tecnología actual en materia de conducción autónoma. Quien ha probado algo similar, como es mi caso, asegura que es adictivo y alucinante. El día que esto sea realidad absoluta y no parcial, habrá sucedido una nueva revolución en el sector de la automoción.

    Por Luis

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *